logo
 /
Espacio 01/07/2021

Científicos descubren estrella enana blanca más pequeña que la Tierra pero más masiva que el Sol

Este tipo de estrellas muestran lo que va a suceder en un futuro lejano con nuestro Sol.

De acuerdo a la composición de cada estrella que se ha explorado o estudiado en el universo, se puede comenzar a predecir su futuro. Según la masa o diámetro que tengan terminarán en una supernova y posteriormente agujero negro. Mientras que, las más “pequeñas” terminarán convirtiéndose en lo que se conocen estrellas muertas o enanas blancas. Y precisamente en referencia a estas últimas se ha encontrado la más pequeña y masiva al mismo tiempo.

Según lo reseña el portal Slash Gear, este descubrimiento es explicado por Ilaria Caiazzo, astrofísica teórica en el Instituto Tecnológico de California, mejor conocido como Caltech. Dicen que esta estrella enana blanca es producto de la fusión de dos cuerpos celestes similares. Entonces, gracias a dicha unión se dio este astro de unos 4.300 kilómetros de diámetro. Es decir muchísimo más pequeña que el Sol y la Tierra y solo un poco más grande que nuestra Luna.

La estrella enana, según la explicación de Ilaria “empaqueta una masa mayor que la de nuestro Sol en un cuerpo del tamaño de nuestra Luna”. Y además detalla: “Puede parecer contradictorio, pero las enanas blancas más pequeñas resultan ser más masivas. Esto se debe al hecho de que las enanas blancas carecen de la combustión nuclear que mantiene a las estrellas normales contra su propia gravedad, y su tamaño está regulado por la mecánica cuántica”.

Dicho descubrimiento se logró con la herramienta Zwicky Transient Facility, que funciona en el Observatorio Palomar de Caltech. Además, antes de enviar un informe que saldrá publicado en la prestigiosa revista científica Nature, se corroboraron los datos con varios telescopios e instrumentos que funcionan en el mismo observatorio espacial.

La estrella enana y su relación con nuestro futuro

Ilaria Caiazzo expone en su investigación que este descubrimiento es sumamente revelador, debido a que define nuestro futuro. Dice que nuestro Sol probablemente vaya a camino a convertirse en una enana blanca justo como esta misma. No hay nada de qué preocuparse, este fenómeno va a ocurrir dentro de mucho tiempo; aproximadamente en 5 mil años.

La explosión de estrellas es un fenómeno que se relaciona por lo general a dos eventos: supernovas o enanas blancas. Ocurre con las supernovas cuando se da el colapso de un cuerpo celeste que supera las 10 masas de nuestro Sol. Y en el caso de las enanas, cuando es 8 veces mas masiva que nuestro astro rey o quizás menos.

Entonces ese es el caso del reciente descubrimiento, los científicos estudian el acontecimiento extremadamente contradictorio. Esto debido a que se está en presencia de un cuerpo con un diámetro considerado pequeño, pero más masivo que nuestro Sol. En consecuencia, los investigadores ingresan al terreno de la especulación.

La composición de la enana

Por la herramienta con la que descubrieron este fenómeno galáctico, y por tratarse de dos ubicaciones de objetos registrados que se fusionaron, la estrella recibió el nombre de ZTF J1901 + 1458. La investigación del fenómeno la ubica en su “última ruta de la evolución”.

Las dos estrellas por separado eran aproximadamente ocho veces la masa de nuestro astro. Pero, cuando colapsaron, perdieron sus capas externas y se terminaron fusionando, llegaron a convertirse en una enana con el diámetro parecido al de la Luna pero 1.35 veces más masivo que el Sol de la Tierra.

“La enana blanca tiene un campo magnético extremo casi mil millones de veces más fuerte que el de nuestro sol y gira sobre su eje a un ritmo frenético de una revolución cada siete minutos”, explicaron en el portal de Caltech.

Finalmente, en ese campo de la especulación, los científicos estudia la posibilidad de estar en presencia de la evolución hacia una estrella de neutrones, objeto que normalmente se forma cuando una estrella mucho más masiva que nuestro sol explota en una supernova.

“Esto es muy especulativo, pero es posible que la enana blanca sea lo suficientemente masiva como para colapsar aún más en una estrella de neutrones. Es tan masivo y denso que, en su núcleo, los electrones están siendo capturados por protones en los núcleos para formar neutrones. Debido a que la presión de los electrones empuja contra la fuerza de la gravedad, manteniendo la estrella intacta, el núcleo colapsa cuando un número lo suficientemente grande de electrones se eliminan”, dijo Ilaria Caiazzo.