logo
 /
Transporte 06/07/2021

Elon Musk reconoce que subestimó las dificultades para mejorar el Autopilot

Queda aún un largo camino para garantizar la seguridad del Autopilot.

La gran bandera de Tesla como fabricante de automóviles de eléctricos es el sistema Autopilot. Y, apenas ahora, Elon Musk reconoce que subestimó las dificultades de los vehículos autónomos.

Su confiabilidad y seguridad son, cada día, más complicadas de alcanzar.

El software Full-Self Driving continúa siendo un desafío tremendo para la compañía de Musk, como lo señaló recientemente el multimillonario.

Este fin de semana, Musk apuntó: “El FSD 9 beta se enviará pronto (…) ¡Lo juro!”. Ya lo había prometido en 2018 y luego en 2019. Ya en 2021 lo hace de nuevo.

“La conducción autónoma generalizada es un problema difícil, ya que requiere resolver una gran parte de la Inteligencia Artificial del mundo real”, explicó el CEO de Tesla. “No esperaba que fuera tan complicado, pero la dificultad es obvia en retrospectiva”.

“Nada tiene más grados de libertad que la realidad”, reflexionó Musk.

Elon Musk y las críticas al Autopilot

Recuerda The Verge que Tesla sostiene la seguridad del Autopilot, pero siempre y cuando el conductor permanezca atento al volante. Recientemente le añadió a su sistema de detección una cámara que supervisa, de una forma u otra, al usuario.

Sucedió en China: un vehículo con el sistema Autopilot de Tesla chocó al no poder girar con seguridad. El video, mostrado por el usuario @greentheonly, muestra cómo el auto “emite varias alertas antes de la eventual toma de control a la que estamos renunciando”. Ocurre en el 50% de las pruebas, según el usuario citado por The Verge.

Mientras, en abril, un grupo de ingenieros demostró en un video cómo se puede engañar al sistema de piloto automático. El fin era activarlo sin que haya alguien sentado frente al volante.

El canal oficial de YouTube de Consumer Reports publicó el controvertido video demostrando cómo pudieron engañar a los sistemas de un Model Y para que el Autopilot corriera sin alguien al volante.

Bastó abrochar el cinturón de seguridad del piloto, utilizar una cadena y varios contrapesos básicos para que el Autopilot trabajara sin problemas.

“En nuestra evaluación”, apunta Consumer Reports, “el sistema no sólo no se aseguró de que el conductor estuviera prestando atención. Sino que tampoco pudo saber si había un conductor allí en lo absoluto”.

“Defensores de la seguridad y los investigadores de Consumer Reports dicen que muestra que los sistemas de monitoreo de conducción necesitan trabajar más duro para evitar que los conductores usen los sistemas de maneras previsiblemente peligrosas”.

Mayor seguridad, es todo

Para The Verge, “el número de investigaciones abiertas sobre accidentes automovilísticos que involucran a Tesla Autopilot parece estar creciendo en relación inversa con las expectativas de los clientes sobre la capacidad de Musk para cumplir con sus promesas”.

Por los momentos, solo queda seguir trabajando… pero sin fanfarronear tanto. El camino aún es largo, antes de garantizar la seguridad de los conductores de Tesla.