Ciencia

Cinco alimentos que te ayudarán a mejorar tu vista

No solamente las zanahorias contribuyen a que tus ojos estén saludables

La vista es uno de nuestros sentidos más apreciados: es la capacidad que tiene nuestro cuerpo de interpretar lo que nos rodea a través de nuestra percepción de la luz.

Nuestros ojos son los órganos que pueden detectar la luz visible, que el nervio óptico transforma en señales eléctricas para dirigirlas al cerebro, donde se interpretan como imágenes.

El ojo humano tiene diferentes estructuras hacen posible la vista: la pupila es el hueco por donde inicialmente entra la luz, esta estructura está protegida por la córnea.

De la pupila, la luz se dirige al cristalino, que es el “lente” de nuestros ojos que sirve para enfocar las imágenes que vemos.

Pero en la superficie interior del ojo, en la retina, es en dónde se encuentran las células fotosensibles, es donde se “proyectan” las imágenes que producen en sí la vista.

Los conos y los bastones son células sensoriales que contienen opsinas: proteínas que contienen en su estructura derivados de la vitamina A.

Por esta razón es que muchas veces se recomienda que para una buena vista, necesitamos consumir alimentos que contengan vitamina A, como las zanahorias, pero ¿qué otro tipo de alimentos pueden beneficiar a nuestra vista?

Huevos

Igual que las zanahorias, la yema de huevo contiene vitamina A, pero además contiene otros similares a esta, que pueden ser buenos para la vista: la luteína y la zeaxantina.

Estos compuestos químicos forman parte del grupo de las carotenoides, al que pertenece la vitamina A.

Tenemos evidencias de que cuando comemos alimentos que contienen luteína y zeaxantina, estos pueden ser absorbidos por la retina.

Lácteos

La leche y varios alimentos derivados de ella, como queso y yogur, contienen vitamina A y zinc.

Ya queda clara la importancia de la vitamina A en la vista, pero para que este nutriente se aproveche en nuestro cuerpo necesitamos acompañarlo de otros como el zinc, que contribuye al metabolismo de la vitamina A en el hígado, para que así pueda llegar a la retina.

Naranjas

Así que no solamente los nutrientes relacionados con los pigmentos en la retina son importantes para la vista.

La vitamina C, presente en naranjas y otras frutas, contribuye a la síntesis del colágeno: una proteína que contribuye a la integridad, resistencia y flexibilidad de nuestros tejidos, incluso en los ojos.

Además, tenemos evidencias de que este micronutriente, en combinación con otros, como la vitamina E, contribuye a retrasar el progreso de enfermedades de la vista, como las cataratas.

Nueces y almendras

Así que la vitamina E es otro nutriente importante para la vista, por esa razón consumir alimentos que lo contienen, como nueces y almendras, será bueno para nuestros ojos.

Existen evidencias de que el consumo de vitamina E contribuye a evitar la degeneración macular asociada con la edad.

La degeneración macular es una condición que hace perder áreas del campo visual y es común que aparezca al envejecer, pero podemos hacer algo para detenerla con una alimentación adecuada y la guía de nuestro médico.

Pescado

No solamente micronutrientes como las vitaminas A, C, E y el zinc, contribuyen a que nuestra vista funcione adecuadamente: también macronutrientes, como ciertos lípidos, tienen una función importante en la función de nuestros ojos.

Pero en este caso no se trata de cualquier tipo de lípidos, sino específicamente de los que clasificamos como “grasas buenas”: este caso, los ácidos grasos omega-3.

Estos ácidos grasos contribuyen al desarrollo de las funciones visuales mientras crecemos, pero siguen siendo importantes después, pues contribuyen a una buena producción de lágrimas, no necesariamente cuando estamos tristes, sino para mantener humectados a nuestros ojos.

Así que, comer pescados, como salmón y atún, con alto contenido en omega-3, sin duda es bueno para nuestros ojos.

Ahora ya lo saben: puedes hacer mucho más que comer zanahorias si quieren tener buena vista.

Tags

Lo Último


Te recomendamos