logo
 /
Espacio 22/06/2021

El secreto oculto que Hubble captó en el núcleo de la galaxia NGC 3254

Hubble dejó de funcionar hace más de una semana.

Un total de 31 años, 1 mes y siete días han transcurrido desde el lanzamiento del telescopio espacial Hubble hacia la órbita de la Tierra. Aproximadamente a mediados de octubre iba finamente a ser desactivado. Sin embargo, la fecha al parecer se adelantó. El aparato que administran la NASA y la ESA presenta un fallo en una de sus computadoras, con tecnología de los años 80. Y aunque los científicos trabajan para solucionarlo, hasta los momentos no han tenido éxito.

Pero si hay algo que caracteriza a este telescopio espacial es su fidelidad. El aparato de las agencias espaciales, antes de registrar el fallo, capturó una imagen (que compartimos en la portada de esta reseña) de una reconocida galaxia espiral, la NGC 3254. Gracias a dicha fotografía, que es una combinación de varias herramientas que explican en el portal de la NASA, detallaron que esta región del universo es una galaxia Seyfert.

Se le conoce con este nombre a las galaxias que tienen núcleos extraordinariamente activos, conocidos como núcleos galácticos activos. Y se les llama de esta manera ya que estos centros liberan tanta energía como el resto de la galaxia junta.

Explica la NASA en su portal web que las galaxias Seyfert no son regiones extrañas de las que recientemente se tiene información. Afirman que alrededor del 10% de todas las galaxias pueden ser Seyfert. Pertenecen a una clase que ellos identifican como “galaxias activas”, es decir, galaxias que tienen agujeros negros supermasivos en sus centros que acumulan material y liberan elevadas cantidades de radiación. 

“Los núcleos activos de estas galaxias Seyfert como NGC 3254 son más brillantes cuando se observan con luz fuera del espectro visible. En otras longitudes de onda, esta imagen se vería muy diferente, con el núcleo de la galaxia brillando extremadamente brillante”, explicaron.

La fotografía tomada con Hubble

Los astrónomos de la NASA explican en la misma reseña que para poder exponer hoy esta fotografía, necesitaron la activación de varias herramientas que están integradas en el telescopio espacial Hubble. En primer lugar, la muestra utilizó la cámara de campo amplio 3 del Hubble (WFC3). Dicho componente tiene la capacidad de observar luz ultravioleta, visible e infrarroja cercano.

Entonces, realiza una combinación de observaciones tomadas en el visible y en el infrarrojo. De esta manera hace que resalte cada uno de los detalles que se exponen en la captura que comparte la NASA.

El telescopio Hubble de la NASA se retira este mismo año de sus actividades. El final de sus funciones coincide con el lanzamiento del Telescopio Espacial James Webb, programado para noviembre del año en curso. El James Webb es una colaboración de las agencias espaciales, sí, pero detrás de su fabricación está la mano e inversión de al menos 17 países involucrados en la exploración de los secretos del universo.