logo
 /
Gadgets 10/06/2021

Review de los AirTags de Apple y respuestas a preguntas frecuentes [FW Labs]

Los AirTags de Apple son unos pequeños aparatos con forma de moneda que tienen una misión muy simple: ser encontrados.

Esto significa que los puedes poner junto a objetos de valor de los que quisieras saber con mayor precisión dónde están la mayoría del tiempo, como por ejemplo, tus llaves, o tu mochila, bolso, cartera… etc.

Esa es la filosofía y el uso es muy simple: te metes a la aplicación “Encontrar” de tu iPhone o iPad y puedes ver dónde están, reproducir un sonido (que es como de 60 decibeles, o sea se escucha) o si tu celular es de los más recientes, establecer una conexión directa si estás cerca y recibir indicaciones mucho más exactas sobre dónde está tu objeto. Un ejemplo del unboxing y uso, a continuación:

Al sacarlos de la caja, donde pueden venir solos (USD $30) o en pack de 4 AirTags (USD $99), es cosa de sacarles los plásticos, con lo que se activa la pila, acercarlos a tu iPhone, responder un par de cosas y estás listo.

Ahora, para que esto sea tan simple hay tecnología compleja detrás, la que funciona (explicado en breve) así: usando tecnología Bluetooth Low Energy (no GPS), cada aparato Apple que exista se conecta a estas maquinitas, dándote un estimado de dónde podría estar. Su funcionamiento se basa en los aparatos Apple que lo rodeen o que pasen cerca, principalmente iPhones. Si tu maleta tiene un AirTag y pasa alguien con un celular de la marca cerca, lo localiza y puedes ver un aproximado de su ubicación. Solo tú ves esto, está encriptado y los expertos claman que es muy seguro.

¿Lo puedes compartir con alguien de tu familia? Por ahora, no. Solo tú tienes acceso a tu AirTag y puedes tener hasta 16 en tu cuenta.

¿Y si alguien me quiere rastrear con uno, cómo me entero? Si tienes un iPhone, pasado un tiempo te avisará que llevas contigo un AirTag que no corresponde a tu perfil de usuario, ahí lo puedes rastrear y desactivar sacándole la pila. Si tienes Android, existirá una app pronto, algo que ni Tile ni Samsung (otras marcas con productos similares) han podido resolver aún.

Sobre eso último, estos no son desechables, usan las típicas pilas redondas de reloj y la batería debería durar cerca de un año. Son resistentes al agua, hasta un metro de profundidad por media hora. Sobre si resisten bien los arañazos del día a día, te diría que no, pero es meramente estético.

Sobre los accesorios para los AirTags, como los llaveros por ejemplo, Apple vende unos bien bonitos, en silicona o cuero, y el mercado ya está repleto de opciones en todos los estilos para que veas qué es lo que te conviene más.

Una de las preguntas más frecuentes es: ¿y se lo puedo poner al perro o al gato? Sí, pero no debería tener un funcionamiento óptimo, porque anda mejor con cosas que no se mueven. Lo puedes hacer, pero no es lo ideal, solo te dará un aproximado medio vago de la ubicación del animal. Es mejor con objetos inanimados, como los ejemplos dados al inicio.

En mi opinión, creo que son un muy buen gadget si estás en el ecosistema de Apple. “No hay cómo perderse”, es una compra segura y útil, sobretodo para cabezas más despistadas que suelen perder más sus cosas, como la mía. Aquí los usamos en los dos sets de llaves de la casa, en las llaves del auto y en el bolso del dron, en caso de que se me quedase en algún lado. Me da paz mental.