logo
 /
Ecología 09/06/2021

El equidna, un animal similar a los erizos, se gana el premio al pene más extraño de todo el reino animal

Es impredecible, imposible de adivinar su forma. Y nos vamos hacia la funcionalidad del pene de los equidna, es mucho más inimaginable.

En el reino animal se registran eventos y comportamientos que todavía resultan indescifrables para los científicos que los exploran. Pero, la forma y función del pene de los equidna es digno de un estudio por parte de expertos. Los mismos, han realizado una investigaciones profundas y hasta ahora no encuentran una explicación coherente a su anatomía, tamaño y finalidad. De hecho, hasta los momento se gana el premio al falo más extraño de la inmensa familia de los animales terrestres.

Según lo reseña Daily Mail, los científicos describen al pene del equidna como “muy largo, muy extraño e inusual”. En primer lugar, se paran en destacar el inmenso tamaño del miembro de este animal. El mismo, cuando está erecto, representa un tercio del diámetro de su cuerpo total. De igual forma, aunque los pueda sorprender que sea muy grande, hay otras características que resaltan de este mamífero.

Resaltan también el color que adquiere cuando está a punto de consumar la relación sexual. Detallan que se torna de un color rojo brillante, que dicen es muy atractivo para la hembra de esta especie. Y finalmente, algo que les genera aún mucho más intriga es que en su punta cuenta con cuatro cabezas. Todas son capaces de eyacular.

“Solo el Dios creador sabe por qué tiene una forma tan extraña”, dice el Dr. Steve Johnston, científico de la Universidad de Queensland, según el portal mencionado. “Puede ser para complacer a la insaciable equidna hembra”, añade Johnston, quien en su artículo explica que podría aparearse con hasta una docena de machos mientras está en el proceso de ovulación.

El equidna en el acto sexual

Steve Johnston publicó una investigación que explicó que los equidna, cuando están ejecutando la relación sexual, tienen dos cabezas “congestionadas” y las otras dos flácidas. Mientras que la hembra tiene en su aparato dos tractos reproductivos. Cada uno toma una de las cabezas durante la relación sexual.

Gracias a varias observaciones pudieron teorizar que durante una jornada de sexo, el macho podría tener varias sesiones y en ellas entonces podría turnar el uso de las dos cabezas que anteriormente estuvieron flácidas. Asimismo, los científicos han estudiado el aparato reproductor de una equidna hembra y encontraron esperma de once machos diferentes. Por lo que expresan que es capaz de copular con 12 ejemplares, en sesiones distintas.

“Parece que lo hacen más de una vez, pero todavía hay un poco de debate. No estamos muy seguros de si estos tipos son ovuladores inducidos o no. El pene del animal no solo es extraño en su apariencia, también es extraño en términos de que en realidad no orinan a través del pene. (Es diferente a) todas las otras especies de mamíferos que esperan del ornitorrinco y las otras especies de equidna. Estos animales no orinan a través de su pene, sino en la base del pene”, sostuvo el autor del estudio.