logo
 /
Espacio 25/06/2021

El éxito de Ingenuity en Marte hace que la NASA comience a desarrollar un hexacóptero para futuras misiones

Un aparato más grande, abarcando más terreno en Marte.

El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL, por sus siglas en inglés) se encuentra a cargo de la misión más importante de la agencia espacial, al menos en 2021: el Perseverance. Dentro de este aparato que hace unos meses descendió hacia Marte, se encuentra uno de los dispositivos más sofisticados que ha fabricado la agencia espacial. Se trata del pequeño dron o helicóptero Ingenuity. El éxito de este aparato ha hecho que los científicos comiencen a desarrollar la idea de un hexacóptero.

Un hexacóptero no es más que una nave de ascenso y descenso vertical, como Ingenuity, pero con seis rotores. Es decir, más grande y por supuesto más potente. Por lo tanto los científicos del JPL de la NASA ya piensan en el desarrollo de un dron de este calibre.

Obviamente la intención de hacer un aparato de este tipo es cubrir mayores recorridos aéreos por Marte. Además, intentar lograr mayor lejanía de su fuente de energía, el Persereverance, y así alcanzar una visual de los terrenos a donde el equipo terrestre no puede acceder debido a la superficie inestable.

Sin embargo, hay retos por delante. No se trata de simplemente armar el aparato más grande y enviarlo en una misión no tripulada hacia Marte. Es necesario realizar una serie de investigaciones antes de aventurarse en un proyecto de dicha magnitud. Igual ya comenzaron a pensar en el proyecto, debido a que confirmaron algunas hipótesis tecnológicas que cubrió el Ingenuity. Estas dieron pie a que se inicie el desarrollo de un nuevo dispositivo.

Retos de un hexacóptero hacia Marte

Reseña el portal Space News que la información que recogió Ingenuity respalda una futura planificación para iniciar el diseño de aparatos más grandes, por parte de los ingenieros de JPL, el Centro de Investigación Ames de la NASA y AeroVironment. 

De hecho, según publica el medio citado ya tienen nombre: el Mars Science Helicopter, un hexacóptero, o helicóptero de seis rotores, con una masa de unos 30 kilogramos. Además, este dispositivo sería capaz de transportar hasta cinco kilogramos de cargas útiles científicas y volar hasta 10 kilómetros por salida.

“Estamos tratando de ver las aplicaciones científicas: qué ciencia se posibilita al agregar la dimensión aérea”, explica Teddy Tzanetos del JPL de la NASA y parte del equipo de ingenieros del Ingenuity.

Según lo expresaron los científicos que quieren impulsar este proyecto, detallaron en un informe el alcance y áreas específicas que tendría un hipotético hexacóptero en Marte.

Estudios de la geología y la atmósfera marciana, sería uno de los alcances. Detalles de regiones especiales de interés astrobiológico sin riesgo de contaminación, sería otro. “Visitar un canal de flujo de salida llamado Mawrth Vallis que es de difícil acceso para los rovers”, sería uno de los más complejos que expone el portal citado, que tuvo acceso al documento que presentaron los ingenieros del JPL.

De igual forma queda mucho camino por recorrer. Hasta ahora, hay una misión de aterrizaje en Marte programada para el 2026. En este proyecto, por los momentos, no existe la inclusión de un helicóptero. Sin embargo, queda como mínimo un par de años para determinar lo que esta sonda llevará hacia el territorio marciano.