logo
 /
Ciencia 17/06/2021

Película extremadamente delgada de cristal se puede instalar en gafas simples para activar visión nocturna

Es un paso que revolucionaría la visión nocturna

Cuando hablamos del concepto de visión nocturna de inmediato nos trasladamos hacia la ciencia ficción o hacia algún dispositivo militar. Unas gafas de alta tecnología que solo se ven en las películas de guerra o espionaje internacional. Y ciertamente las que existen están relacionadas a este tipo de actividad de inteligencia de seguridad. Sin embargo, una reciente fabricación de científicos australianos podría simplificar este proceso y convertirlo en algo más común.

Investigadores de la Universidad Nacional de Australia (ANU, por sus siglas en inglés) fabricaron una película extremadamente delgada de cristal. Sus componentes hacen que el material funcione como una especie de filtro y así ayuda a que los humanos vean en la oscuridad.

Reseña Daily Mail que esta película es metálica y contiene cristales a escala nanométrica “hechos de un semiconductor llamado arseniuro de galio”. Detallan que son cientos de veces más delgados que el cabello humano. De esta manera, la película tranquilamente se podría instalar en un par de gafas. Entonces, convierte la luz infrarroja en imágenes perceptibles para la vista.

Por ahora, esto es solo un concepto de los científicos de la ANU. No obstante, los expertos detrás de este proyecto se creen capaces de revolucionar el mercado de artículos con visión nocturna.

Su argumento es que reduciría considerablemente el costo de este tipo de mercancía. Es decir, si se llega a fabricar de forma masiva estarían sustituyendo un equipo high tech con un par de gafas que puedes colgar del cuello de tu camiseta cuando es de día. Y en caso de que entres a un lugar sin iluminación, sin presionar ningún botón, ya tienes en tu poder los anteojos con visión nocturna.

La visión nocturna más sencilla

De igual forma, según la reseña del portal británico, los expertos no solo piensan en la policía o en los militares. Dicen que su invento sería un gran aporte para las personas que transitan lugares oscuros en las noches, bien sea en autos o caminando.

Y lo más impresionante de la tecnología de este cristal ultradelgado, es que no necesita de una fuente de energía para activar la visión nocturna.

“Hemos hecho visible lo invisible. Nuestra tecnología es capaz de transformar la luz infrarroja, normalmente invisible para el ojo humano, y convertirla en imágenes que las personas pueden ver claramente, incluso a distancia”, explicó la Dra. Rocío Camacho Morales, investigadora posdoctoral líder de la ANU.

Y además añadió: “Hemos hecho una película muy delgada, que consiste en cristales de escala nanométrica, cientos de veces más delgados que un cabello humano, que se puede aplicar directamente a las gafas y actúa como un filtro, lo que le permite ver en la oscuridad de la noche”.