logo
 /
Ciencia 28/06/2021

Ciencia: las células pueden rejuvenecer en estas circunstancias

El inicio de nuestra vida tiene mucho que ver con esto

Rejuvenecer no suena como una posibilidad real, sería como intentar regresar en el tiempo.

A fin de cuentas envejecer es parte de la vida: una señal de que el reloj avanza para los seres vivos.

Desde que nacemos comenzamos a envejecer, incluso un poco antes: desde que nos desarrollamos en el vientre materno.

Pero tal vez, antes de que nuestras células comiencen a envejecer, como lo harán cada día de nuestras vidas, tengan que volverse más jóvenes.

Al menos eso es lo que indica un estudio reciente sobre el desarrollo de los embriones de ratones.

Células viejas, hijos jóvenes

Con el paso del tiempo todas nuestras células acumulan daños que marcan nuestra edad.

Este envejecimiento o senescencia, le ocurre a todas las células del cuerpo, a todas, incluyendo a las células germinales: óvulos y espermatozoides.

Pero, aunque venimos de un óvulo y un espermatozoide de cierta edad, todos empezamos nuestra vida “desde cero”.

¿Cómo es que los descendientes no heredan la edad biológica de los progenitores? 

Si las células germinales también envejecen, entonces en algún momento después de la fecundación deben rejuvenecer, ¿realmente esto es biológicamente posible?

Relojes moleculares

Un nuevo estudio sobre epigenética muestra que el rejuvenecimiento celular sí es algo que sucede, al menos en embriones de ratones.

La epigenética estudia cómo se expresan los genes en el desarrollo de un organismo, lo que incluye los eventos de la fecundación.

Cuando vamos envejeciendo en nuestros genes quedan ciertos marcadores que indican nuestra edad: aunque la información genética no cambia, si tienen un “reloj molecular” que marca el paso del tiempo.

Tomando en cuenta eso, un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard, buscaron las marcas de esos relojes moleculares en el desarrollo de embriones de ratones.

Así encontraron que en algunos momentos de la embriogénesis había eventos que mostraban cambios en la edad cronológica de las células: los cuáles no siempre iban hacia adelante.

Rejuvenecer antes de nacer

En este estudio, publicado hace apenas unos días, en la revista especializada Science Advances, las conclusiones señalan que las células pueden rejuvenecer, al menos antes de nacer.

Los investigadores observaron que al combinarse el óvulo y el espermatozoide, el resultado es un conjunto de células que sí tienen una edad cronológica, no son “células nuevas”.

Pero al pasar aproximadamente una semana, en el momento de la implantación el útero, los relojes moleculares marcan que la edad de las células es menor que al inicio: sí, rejuvenecen.

Esto quiere decir que unos días después de la fecundación es cuando los embriones llegan a su edad biológica mínima: el punto cero.

Después de marcar este “tiempo cero”, en el que los relojes moleculares se reinician, las células embrionarias inician su camino al envejecimiento.

Hacer este tipo de estudios en embriones humanos está prohibido, lo que impide conocer directamente cómo sucede este rejuvenecimiento, pero hay ciertos indicios que apuntan a que algo similar sucede con nuestras células.

Conocer cómo funcionan estos procesos de rejuvenecimiento, también puede ayudar a buscar mecanismos que lo activen.

Esto podría resultar útil para tratar ciertas enfermedades relacionadas con el envejecimiento celular como la artritis o el Parkinson.

Por ahora todavía quedan muchas preguntas por contestar: no sabemos qué mecanismos reinician la edad de las células, ni tampoco si todos los seres vivos rejuvenecen de esta forma, pero justamente será muy interesante buscar las respuestas.