logo
 /
Estudios 16/06/2021

Científicos británicos miden por primera vez la reducción de la velocidad en el giro de la barra galáctica en la Vía Láctea

Por 30 años se ha teorizado sobre el freno en el giro de la barra galáctica de nuestra región. Ocurre debido a la materia oscura.

Un estudio realizado por científicos de la University College de Londres y la Universidad de Oxford asegura haber medido la reducción en la velocidad del giro de la barra galáctica en la Vía Láctea. Los investigadores afirman que desde hace 30 años se viene teorizando sobre la desaceleración de esta región a la que pertenecemos. Sin embargo, por primera vez entregan datos que comprueban la ralentización.

Hace poco estábamos hablando de dos procesos de mapeos en el universo. En primer lugar, se especificó el detalle de la heliosfera, de la que hora se conoce su extensión sobre nuestro sistema solar. Y, en segundo lugar, científicos alemanes lograron mapear los cientos de millones de años luz por los que se extienden las rotaciones de las galaxias.

De esta manera, ahora se habla, con datos concretos, de la ralentización de la barra galáctica en la Vía Láctea. Y para conocer de lo que están hablando los científicos de las dos instituciones británicas, conozcamos a qué se refieren cuando mencionan el concepto de barra galáctica.

Se le conoce con este nombre a una región formada por miles de millones de estrellas agrupadas en nuestra región. Es una especie de banda que abarca todo el borde de la región universal a la que pertenece nuestro sistema solar. Para ubicarlos visualmente en las ilustraciones que se han realizado de la Vía Láctea, la barra galáctica surge del inicio de los brazos espirales. Y generalmente marcan el movimiento de rotación de las estrellas que apreciamos en el firmamento.

Rotación de la barra galáctica

Para poder realizar las mediciones que entrega el estudio de la UCL y Oxford, los científicos utilizaron datos del telescopio espacial Gaia. Específicamente miraron, a través de Gaia, un “gran grupo de estrellas, la corriente de Hércules, que están en resonancia con la barra. Es decir, giran alrededor de la galaxia en el mismo ritmo que el giro de la barra”, dice un comunicado en el portal de la UCL.

Las estrellas en la corriente de Hércules aparentemente quedan atrapadas, gravitacionalmente, por la barra galáctica mientras gira. Asimismo, detallan que este mismo fenómeno ocurre con los asteroides griegos y troyanos que orbitan en dos puntos cardinales de Júpiter (detrás y delante).

Entonces, si el giro de la barra se ralentiza, los científicos esperaron a que estas estrellas se movieran más lejos en la galaxia. Pero estas mantuvieron su período de órbita al igual que el del giro de la barra.

Además, los investigadores encontraron que las estrellas que circulan dentro de la corriente mencionada son más ricas en algunos elementos pesados que en la astronomía identifican como metales. Esta información hace que los científicos teoricen que las estrellas se alejaron del centro galáctico donde los cuerpos celestes y el gas que las forma es 10 veces más grande, aproximadamente.

“Con estos datos, el equipo infirió que la barra, formada por miles de millones de estrellas y billones de masas solares, había ralentizado su giro en al menos un 24% desde que se formó por primera vez”, concluyeron.