logo
Ciencia 04/05/2021

Star Wars: 3 formas en que sus historias han inspirado a la ciencia

Porque la ficción no solamente se alimenta de la realidad, también pasa al revés

Aunque a veces podemos pensar que el Universo de Star Wars está situado más en el reino de la fantasía, que de la ciencia ficción, en realidad la tecnología y otros desarrollos científicos ficticios, juegan un papel muy importante en esas historias.

Sables de luz, androides que pueden tomar decisiones, viajes hiperespaciales: todo eso es tecnología que existe en ese mundo de fantasía. 

Aunque las historias que nos cuentan no son sobre tecnología o ciencia, la trama ocurre en un tiempo y lugar, donde las cosas no podrían ser como son sin esos elementos, por eso podemos considerar que Star Wars sí es ciencia ficción.

Y lo que pasa en esa galaxia muy, muy lejana, por supuesto ha tomado algunos elementos de las posibilidades que nos puede dar la tecnología en nuestro mundo (aunque no siempre sean representaciones científicamente exactas).

Pero algo que quizá no sabías es que Star Wars ha servido como fuente de inspiración para la ciencia real.

Búsqueda de planetas habitables

Star Wars ocurre en una galaxia muy lejana, pero las historias suceden no solo en bases espaciales sino en todo tipo de planetas, habitados por alguna forma de vida: zorros de hielo, ewoks, wookies, humanos.

Desde hace siglos, los seres humanos observamos las estrellas y notamos que eran otros objetos como nuestro Sol, así que pudimos suponer que tenían planetas.

Sin embargo, fue hasta finales del siglo XX que pudimos confirmar la existencia de planetas que orbitan otras estrellas, de esta y diferentes galaxias: ahora conocemos más de 4000.

Los astrónomos han encontrado que muchos de esos exoplanetas son parte de sistemas circumbinarios, es decir que orbitan dos estrellas, así como Tatooine.

Para que un planeta logre ser parte de un sistema así tiene que orbitar por fuera a las dos estrellas, pero ¿podrían ser habitables? Por ahora lo que sabemos es que son muy abundantes: casi la mitad de las estrellas que vemos desde la Tierra forman ese tipo de sistemas.

Mejores proyectos de ingeniería

La destrucción de la Estrella de la Muerte, ícono del Imperio, es el hilo conductor de Star Wars: A New Hope, pero uno no deja de preguntarse, ¿por qué la diseñaron con un punto débil?

Eso fue lo que aprovechó el profesor de ingeniería, Guy Walker, no para acabar con esa base armada, sino para enseñar a sus estudiantes de la universidad escocesa Heriot-Watt, a analizar fallas en grandes proyectos de ingeniería.

Diagnóstico de problemas respiratorios

Aceptémoslo, ser Darth Vader no es nada fácil, pero no solo es por ser un joven viudo, que no conoció a sus hijos, y nunca recibió la atención que esperaba de su admirado maestro y tuvo que conseguirla por otro lado (sí, en el oscuro)

Su pelea con Obi-Wan Kenobi en Mustafar, cuando todavía era Anakin Skywalker, no solo lo dejó sin un brazo y sin piernas, sino con muchos problemas respiratorios. 

Tomando en cuenta eso, los médicos Ronan Berg y Ronni Plovsing, del Rigshospitalet de Copenhague, usan el sonido de la respiración de Vader para enseñar a los practicantes y estudiantes de medicina a diagnosticar enfermedades respiratorias.

Y es que Darth Vader terminó con una falla aguda respiratoria severa por quemaduras en el tejido pulmonar, después de respirar por mucho tiempo la dañina atmósfera volcánica de Mustafar, por lo que tiene que usa apoyos para respirar.

Aunque Berg plantea que quizá lo mejor hubiera sido conseguirle un nuevo par de pulmones, pero aunque así Vader hubiera tenido una vida más cómoda, seguro no habría resultado tan intimidante para sus enemigos.

He aquí entonces, algunos ejemplos de cómo la influencia de Star Wars va un poco más allá de la cultura popular y ha entrado incluso en la ciencia. Larga vida a Star Wars.