logo
 /
Espacio 06/05/2021

¡Por fin! SpaceX logra hacer despegar y aterrizar su prototipo de nave

A la quinta llegó la vencida.

Luego de cuatro intentos fallidos, finalmente SpaceX logra hacer despegar y aterrizar su prototipo de nave, informó la empresa de Elon Musk.

El miércoles, la Starship 15 (SN15) pudo realizar su prueba de vuelo a gran altitud en la base de Texas, aterrizando sin mayores problemas.

“Estos vuelos de prueba de Starship se centran en mejorar nuestra comprensión y desarrollo de un sistema de transporte totalmente reutilizable”, explicó SpaceX en su página web. “(El objetivo) es transportar tripulación y carga en vuelos interplanetarios de larga duración, y ayudar a la humanidad a regresar a la Luna, y viajar a Marte y más allá”.  

En un post de Twitter, Musk avisó que la prueba se realizó exitosamente.

Recordemos que SpaceX jugará un papel estelar -nunca mejor dicho- para los objetivos de viaje de la NASA en su misión Artemis -con el objetivo de llevar a la primera mujer y al siguiente hombre a la Luna- y su trabajo con la Estación Espacial Internacional.

En abril, la compañía de Musk recibió el contrato de la NASA para desarrollar un lander lunar.

Así fue el proceso para la exitosa prueba de la nave de SpaceX

La prueba de la Starship SN15 se realizó, como las anteriores, con la alimentación de tres motores Raptor, cada uno apagado en secuencia antes de que el vehículo llegara a su punto más alto.

De acuerdo con SpaceX, alcanzó los 10 kilómetros de altitud.

Luego, la SN15 realizó una transición propulsora a los tanques internos de cabecera que sostienen el propulsor de aterrizaje. Se reorientó para el reingreso y el descenso aerodinámico controlado.

Explica la empresa de Elon Musk que el prototipo descendió “bajo control aerodinámico activo, logrado por el movimiento independiente de dos aletas delanteras y dos AFT (traseras) en el vehículo”.

Las cuatro aletas se accionaron gracias a una computadora de vuelo a bordo para controlar a la nave durante el vuelo, permitiendo un aterrizaje preciso.

El accidente más reciente, sus causas

A principios de abril, la SN11 sufrió un accidente, el cuarto con pruebas de este tipo.

Musk informó los resultados de las investigaciones.

“La fase de ascenso, la transición a horizontal y el control durante la caída libre fueron buenos. Una fuga (relativamente) pequeña de CH4 provocó un incendio en el motor 2 y quemó parte del aparato, lo que provocó un inicio difícil en el intento de quemado de aterrizaje en la turbobomba de CH4”.   

“Esto se está arreglando de seis maneras para el domingo”, apuntó el empresario de origen sudafricano.

El CH4 es el propulsor de metano utilizado por los motores Raptor del Starship. Según Digital Trends, había un propulsor combustible excesivo en la cámara de combustión antes de la ignición, lo que llevó a un peligroso aumento de la presión. Finalmente, el cohete se incendió.

El objetivo final de SpaceX

La meta de SpaceX es crear una nave reutilizable para vuelos interplanetarios de larga duración. Como si de un avión comercial se tratase, buscan llevar hasta 100 personas “a la órbita terrestre, la Luna, Marte y posiblemente más allá”.

Esta nave medirá 120 metros de altura, con 9 metros de diámetro y servirá para una carga útil superior a 100 toneladas. La Starship, que es la segunda etapa del sistema, mide 50 metros de altura, con 9 metros de diámetro y una capacidad de propulsor de 1.200 toneladas. Su carga útil también es de más de 100 toneladas.

Cuando se perfeccione el Starship será el propulsor de la segunda etapa en lo alto del cohete Super Heavy de primera etapa. Este poseerá 31 motores Raptor.  

La SN15 contó con “cientos de mejoras en diseño de estructuras, tecnología aérea, software y motor”, informaba Musk luego del accidente de la SN11.