Videojuegos

Resident Evil 4: cinco cosas que nos gustaría ver en el Remake

Resident Evil 4 tendrá un remake y ya sea que necesite uno o no, hay algunas cosas que nos gustaría ver en el regreso de este juego.

El remake de Resident Evil 4 ya se encuentra básicamente confirmado y es gracias a ello que muchos de nosotros estamos emocionados y preocupados al mismo tiempo, pues no sabemos exactamente si es que se logrará hacer justicia al gran juego que fue la cuarta entrega o si es que, simplemente, arruinarán la experiencia general del juego original.

Es por eso que traemos con nosotros cinco cosas que realmente nos gustaría ver en el remake de Resident Evil 4.

Los chistes absurdos

Una de las cosas que hacían que la cuarta entrega fuera tan especial, era que los “chistes de papá” de Leon le daban un sentimiento único a toda la aventura. Es decir, los diálogos que intentan ser graciosos y fallan en muchos sentidos es algo que forma parte fundamental de la personalidad del juego mismo.

No solamente son los chistes de Leon los que queremos que regresen, sino aquellos comentarios de parte de Luis Cera y muchas otras cosas ridículas que funcionaban de maravilla con las actuaciones de voz. En serio, parece una crítica mala al juego pero es todo lo contrario. Resident Evil 4 no sería lo mismo sin chistes de este tipo. Además claro, que algunas líneas tienen errores ortográficos. Tal vez esos últimos si merecen desaparecer.

El regreso del perro

Al inicio de la aventura podemos encontrar a un perro que se encuentra atrapado por una trampa de oso. Es nuestra elección ayudarlo a liberarse o no. Si decidimos liberarlo, este nos ayudará más adelante en el juego en la pelea contra El Gigante.

Lamentablemente no hay mucho más que se pueda ver sobre este perro, pues es la última vez que se le puede ver es ahí. Sería muy bueno poder verlo de nuevo en el remake, pues es un personaje menor del que muchos nos encariñamos, y aunque no es necesario rescatarlo después gracias a que tenemos armas que pueden derrotar al Gigante de un solo disparo, no podemos evitar rescatarlo. Es un buen chico.

El terrible español de los aldeanos

Siguiendo la línea del primer punto, una de las cosas que hacían grande a Resident Evil 4 era el mal español que hablaban los aldeanos españoles dentro del juego.

Con frases como “Os voy a romper a pedazos” o “Puedes huir pero no puedes esconder” además de las clásicas “Ya es hora de asplastar” y “Detrás de ti, imbécil” realmente nos la pasábamos muy bien escuchando el intento de español que tenía el juego.

Me atrevo a decir que, en caso de que usen actores españoles que realmente sepan pronunciar las frases y palabras, se arruinaría por completo el sentimiento que tuvimos todos los hispanohablantes al jugar este título más de una vez.

El mercader

Después de haber vencido tantas veces el juego, uno de los aliados que más recordamos con cariño es al mismísimo Mercader. Este enigmático personaje se ganó el corazón de todos gracias a sus frases y a su naturaleza ambigua.

Y es que el Mercader de esta entrega es el espíritu y alma del juego, mucho más que los villanos y compañeros de Leon. Es tan famoso que inspiró muchas teorías sobre su verdadera naturaleza y hasta es referenciado en la nueva entrega de la serie. Simplemente es un personaje tan emblemático como el juego mismo y merece regresar con todo.

Tal vez incluso sea bueno revelar un poco de su pasado con el Duque aunque sea solo un poco para no arruinar el misterio. Sería algo realmente interesante de ver.

Ramon Salazar

Uno de los villanos más infames del juego es a la vez uno de los más divertidos de toda la entrega, pues a parte de ser el dueño de un enorme castillo, este también es parte de las escenas más memorables del juego. Ya sean las conversaciones que tiene con Leon o su ridícula risa, Salazar era uno de esos villanos que, más que miedo, te da risa y sobre todo, uno de los más satisfactorios a la hora de derrotar.

A parte de eso, su “mano derecha” es un jefe que merece un combate aún más épico del que se le dio originalmente, pues era un villano muy cool que no tuvo tanta exposición como merecía.

Claro, también creo que es importante recalcar la forma final de Salazar, la cual era realmente muy imponente pero que en general era fácil de vencer. Seguro se podría trabajar de manera que la batalla fuera aún más interesante.

Tags

Lo Último


Te recomendamos