logo
 /
Espacio 18/05/2021

La NASA estudia cómo la jardinería ayuda a los astronautas en el aislamiento

¿Qué beneficios psicológicos trae a los tripulantes espaciales?

Estar pendiente del crecimiento de un cultivo, con el riego, el abono y toda clase de cuidados, no solo ayuda a asegurar el alimento. También favorece a la adaptación al aislamiento. Y, para la NASA, si es en el espacio, mucho más.  

El Programa de Investigación Humana de la NASA (HRP, por sus siglas en inglés) analiza los beneficios psicológicos que trae para los astronautas cultivar verduras. Aparte, es una forma de consumirlas frescas en la Estación Espacial Internacional.

La meta del HRP es descubrir los mejores métodos y tecnologías para realizar viajes espaciales humanos seguros y productivos. Busca reducir los riesgos para la salud y aumentar el rendimiento de los astronautas, utilizando instalaciones de investigación terrestre, la Estación Espacial Internacional y entornos analógicos.

La NASA trabaja con los cultivos espaciales y su influencia en los astronautas

Esto lleva, en palabras de la NASA, al desarrollo y la entrega de un programa biomédico de exploración centrado en:

  1. Informar sobre los estándares de salud humana, rendimiento y habitabilidad.
  2. Desarrollar contramedidas y soluciones de mitigación de riesgos.
  3. Buscar el avance de la habitabilidad y las tecnologías de apoyo médico.

La doctora Gioia Massa, científica del proyecto en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, está a cargo del HRP.

¿Cómo se cultivan vegetales en el espacio? Lo explica la NASA

Así se realizan los cultivos espaciales:

En la ISS (siglas en inglés de la Estación Espacial Internacional), plantas como las verduras de mostaza mizuna se cultivan bajo iluminación LED y se riegan en bolsas especiales con semillas y fertilizantes.

Las bolsas se alojan en una instalación de botánica llamada Sistema de Producción Vegetal, popularmente conocida como “Veggie”.

De acuerdo con la agencia aeroespacial, realizan encuestas a los tripulantes de la ISS para conocer cómo realizan el cultivo. Estas son algunas de las preguntas.

  • ¿Es la jardinería atrapante, demandante o preocupante?
  • ¿Impacta en la forma de pasar el tiempo, el desarrollo de las misiones o la relación con los otros miembros de la tripulación?
  • ¿Ayuda la experiencia a mejorar la conexión con la Tierra, el deseo de cosechar o consumir las verduras?
  • ¿Cuán efectiva fue la jardinería como una forma de estimulación sensorial para la vista, el tacto, el olfato y el gusto?

También se les realiza otra encuesta cuando consumen la verdura, preguntando sobre el sabor, el color, la apariencia, el aroma, la textura y el gusto de lo que cosecharon.

Según la NASA, hasta los momentos siete astronautas han respondido la encuesta. Se espera que lo hagan 24, antes que el estudio pueda completarse.

Primeros resultados de las encuestas

Hay resultados iniciales, y la agencia norteamericana los compartió. Muestran que a algunos participantes les gustaba trabajar con las plantas durante su tiempo de ocio, pasando muchas horas cuidándolas durante su misión.

Sin embargo, otros preferían distintas actividades. Pese a la variabilidad, nadie veía su trabajo con los cultivos sin sentido, y todos valoraban la utilidad de cosechar en el espacio.

El comunicado completo de la NASA puede encontrarse en el siguiente link.