Entretenimiento

Isaac Asimov predijo la escuela a distancia en 1951

Parece que la mente de Isaac Asimov viajó al futuro y pudo ver la manera en que los niños estudian hoy en día y lo publicó en el año de 1951.

Isaac Asimov es bien conocido por su pensamiento visionario sobre el futuro de la humanidad, no tanto por haber inventando algo él mismo, sino por haber predicho la manera en que la sociedad conviviría entre ella gracias a la tecnología que llegaría muy a futuro.

Y es que no solamente logró adivinar algunas cositas, sino que parece que logró ver la manera en que nos comportamos hoy en día y las plasmó en sus obras.

Lo que veremos a continuación es una predicción muy interesante sobre la manera en que los niños “vivirían” la escuela desde sus casas en el futuro, y cómo es que incluso se vería a los profesores.

Isaac Asimov sigue sorprendiendo a todos

La situación actual en el mundo es algo muy peculiar, pues tuvimos que cambiar por completo la manera en que estudiamos, en que trabajamos y hasta la manera en que interactuamos con las demás personas en el mundo.

El cubrebocas se ha convertido en parte esencial de nuestra vida, el distanciamiento social se apoderó del mundo y las cosas parece que no serán las mismas nunca.

Lo curioso es que, como lo mencionamos antes, Isaac Asimov logró predecir todo esto sin la necesidad de haber vivido todo lo que nosotros estamos viviendo actualmente. Esto ocurrió en una historia pequeña llamada “¡Cómo se divertían!” la cual se publicó por primera vez en el año de 1951, una época en la que la tecnología no se parecía en nada a lo que tenemos hoy en día.

Es curioso cuantas cosas logró acertar sobre los estudios en la actualidad, lo que demuestra que siempre fue un visionario muy adelantado a su tiempo. A continuación veremos algunas cosas muy interesantes sobre esas predicciones.

La historia nos presenta a Margie, una chica que vive en el futuro, en el año 2157. Esta chica odia la escuela, pero no odia un edificio en sí, odia tener que tomar clases dentro de su casa, en una habitación que se ha acomodado para que ella pueda aprender.

La manera en que estudian los niños en ese futuro es por medio de una pantalla que contiene un profesor mecánico, no humano, el que enseña y pide tarea, pero que, a fin de cuentas, no se puede considerar un ser vivo.

Es como leer una obra actual

Un amigo de Margie la visita, Tommy, y le lleva un libro que encontró que pertenecía a uno de sus abuelos. En primera instancia, Margie se sorprende de ver un libro real y piensa que es un desperdicio de espacio, pues en su pantalla de TV se pueden almacenar millones de libros digitales sin tener que ocupar tanto espacio.

El libro hablaba sobre las escuelas de antes, en donde los niño se reunían en un salón de clases y convivían todo el tiempo, algo que pone celosa a Margie, pues la educación que tienen en ese entonces es aislada y sin contacto humano.

Un fragmento de su obra dice así:

“El profesor mecánico ya la estaba esperando. Era la misma hora de todos los días, excepto el sábado y el domingo, pues su madre decía que las pequeñas aprendían mejor si lo hacían a horas regulares.

Muy interesante todo esto de parte de Asimov, ¿no lo crees?

Tags

Lo Último


Te recomendamos