logo
 /
Ciencia 28/05/2021

El hongo negro, la patología asociada al COVID-19, ¿qué lo hace tan peligroso?

Mantengámonos atentos a esta situación.

Hasta mediados de este mes, en la India detectaron a 9 mil pacientes que desarrollaron la mucormicosis, también conocida como hongo negro, en pacientes de COVID-19. Esta semana se conoció un caso en Uruguay, en una persona que se había recuperado del coronavirus.

¿Qué es la mucormicosis y por qué es tan peligrosa?

El hongo negro o mucormucosis, enfermedad asociada al COVID-19

De acuerdo con MedlinePlus, la mucormicosis es una infección de hongos en los senos paranasales, el cerebro o los pulmones. Se presenta en personas con un sistema inmunitario debilitado… tal como los que padecieron -o aún tienen- el COVID-19.

El infectólogo Henry Albornoz forma parte del equipo médico que trata al paciente uruguayo con mucormicosis, y explicó a la CNN cómo surgieron los síntomas. La persona, menor de 50 años y diabético, comenzó “a presentar necrosis (muerte del tejido) en la zona de las mucosas, por lo que fue sometido a una prueba de laboratorio que confirmó la infección”.

De acuerdo con Albornoz, el paciente está recibiendo tratamiento intensivo en Montevideo, y se sospecha de otro caso que se encuentra bajo estudio.

Los síntomas de la mucormicosis u hongo negro, y su relación con el COVID-19

La mucormicosis es generada por distintos tipos de hongos que se encuentran en la materia orgánica en descomposición. Sus síntomas -algunos de ellos muy parecidos a los del COVID-19-, dependiendo del lugar donde aparezca el denominado hongo negro, son:

Zona rinocerebral

  • Ojos hinchados y sobresalientes.
  • Formación de costras oscuras en las cavidades nasales.
  • Fiebre, dolor de cabeza y cambios en el estado mental.
  • Enrojecimiento de la piel sobre los senos paranasales.
  • Dolor sinusal, o congestión.

Zona pulmonar

  • Tos, ocasionalmente con sangre, fiebre y dificultad para respirar.

Zona gastrointestinal

  • Dolor abdominal, sangre en las heces, diarrea y vómitos con sangre.

Zona renal

  • Fiebre y dolor en la parte superior del abdomen o espalda.

En la piel

  • Aparece una zona de piel única, dolorosa y ennegrecida, de allí el nombre común de la enfermedad.

Apunta MedlinePlus que debe realizarse una cirugía para extraer el tejido infectado y muerto. Las posibilidades de supervivencia a la enfermedad disminuyen si no se realiza esa intervención.

Además, la persona debe recibir medicamentos antimicóticos de forma intravenosa. Pacientes con diabetes, como la persona diagnosticada en Uruguay, siempre son más propensos a sufrir la enfermedad.

La visión médica sobre la enfermedad

La infectóloga Elena Obieta, perteneciente a la Sociedad Argentina de Infectología, conversó con el diario La Nación sobre el hongo negro, o mucormucosis.

“Es un hongo que podríamos llamar oportunista”, considera Obieta. “Ingresa en el organismo a partir de la inhalación de esporas de un hongo que puede estar en el suelo, en la materia fecal de los animales, en la fruta en mal estado, etcétera”.

“Si no tienes problemas de salud, la inhalación de estas esporas no te hacen daño, pero hemos visto que en pacientes con las defensas bajas el mucor hace un desastre”, añade la experta.

El hongo negro o mucormucosis, enfermedad asociada al COVID-19

La Nación habló también con la infectóloga Leda Guzzi, que explicó que el brote en la India -donde han fallecido 315 mil personas por el coronavirus, de un total de 27.4 millones de casos- surge por el colapso del sistema sanitario. “Con el COVID-19 se dan varias cuestiones: por un lado, puede generar una desregulación del sistema inmune y una alteración de lo que llamamos la inmunidad innata, eso predispone un poco a la sobreinfección tanto bacteriana como fúngica”.

“También suelen bajar los linfocitos, que son las células de las defensas”, señala Guzzi. “El uso de corticoides, o el mal uso de antibióticos, puede predisponer al desarrollo de mucormicosis, por eso es muy importante no automedicarse durante el COVID-19”.