logo
 /
Espacio 28/05/2021

Hubble encuentra un inusual desequilibrio en una galaxia a 120 millones de años luz de distancia

A simple vista parece tener la misma forma espiral de una galaxia común.

Las visuales que sigue entregando Hubble, a pocos meses de su desactivación, son simplemente majestuosas. Para quienes no son expertos en el campo de la física o astronomía, representan un espectáculo impresionante. Mientras que, para los científicos, son descubrimientos importantes que suman al objetivo de la compresión universal. Por lo tanto, su más reciente mirada sobre una galaxia llamada NGC 2276, muestra un inusual desequilibrio en la formación estelar.

Científicos de la NASA y la ESA, a cargo del telescopio espacial Hubble, miran constantemente formaciones estelares que exageradamente se alejan de nuestra región del universo. Una galaxia, en uno de sus tantos tipos, nuestra una formación de estrellas en forma espiral. Y precisamente, si se mira NGC 2276 a simple vista, se apreciará dicha composición.

Sin embargo, recientes visuales captadas con Hubble exponen un inusual desequilibrio en la esta galaxia. Detallan en el mismo portal de Hubble, que el extraño comportamiento de esta región del universo, está influenciado por la interacción gravitacional y la intensa formación de estrellas.

“Esta impactante imagen muestra la apariencia inusualmente contorsionada de NGC 2276, una apariencia causada por dos interacciones astrofísicas diferentes: una con los cúmulos de galaxias que invaden el gas sobrecalentado y otra con un vecino galáctico cercano”, explican los científicos en una publicación del portal de Hubble.

¿Qué pasa con esta galaxia?

Si se aprecia a simple vista, se notan los brazos espirales comunes en este tipo de galaxias. Pero la interacción de la galaxia con el intracluster, habría generado una explosión que desembocó en una intensa formación de estrellas masivas. Dichos soles se ubicaron a lo largo del borde de la región que en la imagen están del lado izquierdo. Si se mira con atención la imagen, se nota el brillo azul que emite un sol en sus primeros años de creación.

El intracluster se le llama a “el gas sobrecalentado que se encuentra entre los brazos espirales en los cúmulos de galaxias”. Entonces, esta elevada temperatura, sería la causante de la reacción en cadena que dejó la anomalía de la zona interestelar.

Además de todo lo explicado, los científicos también relacionan otros eventos, con esta extraña explosión que desequilibró a esta galaxia. En concreto, detallan que agujeros negros y estrellas de neutrones en sistemas binarios, también habrían influido en este fenómeno.

Mucha actividad en NGC 2276

Pero ojo que no todo termina en lo recientemente explicado. Mientras que de un lado ocurrieron explosiones y formación de estrellas de forma intensa, en el otro costado de la galaxia también hubo actividad. Sucede que, en el otro borde, la atracción gravitacional acerca a otra galaxia mucho mñas pequeña que, a pesar de tener menor masa, igual repercute en una deformación del espiral perfecto.

“Esta interacción con la pequeña galaxia en forma de lente NGC 2300 ha distorsionado los brazos espirales más externos de NGC 2276, dando la falsa impresión de que la galaxia más grande está orientada de frente a la Tierra”, explicaron los expertos en el sitio web mencionado.