Ciencia

Espacio: ¿qué es lo que hará el rover chino en Marte?

Hasta hace unos días, los robóticos habitantes de Marte eran de una sola nacionalidad

Este fin de semana, China anunció que su rover Zhurong, ya estaba en la superficie de Marte: convirtiéndose así en el segundo país que hace exploración en ese planeta.

Como dijo Chi Wang, director del Centro Nacional de Ciencias Espaciales de la Academia de Ciencias de China:

“este es realmente un hito para el programa espacial chino […] Una misión como esta demuestra que China tiene la capacidad de explorar todo el sistema solar”.

Este vehículo de exploración robótica fue nombrado en honor a un dios del fuego en la mitología china: que guarda algo de relación con el nombre que recibe nuestro vecino planeta rojo en chino: Huoxing que quiere decir planeta de fuego.

El rover Zhurong hizo su amartizaje en una llanura del hemisferio norte de Marte en la Utopia Planitia, convirtiéndose en el primer habitante robótico de ese planeta, de origen chino.

Preguntas celestiales

Tianwen-1 (o preguntas celestiales), la misión interplanetaria de la Agencia Espacial China, salió de la Tierra el 23 de julio de 2020, apenas una semana antes que la misión Mars2020, de la NASA que llevó al rover Perseverance a Marte.

La razón por la que las fechas hayan estado tan cercanas, no fue por coincidencia, ni por competencia: simplemente porque era un momento propicio para llegar en el menor tiempo posible a Marte, de acuerdo con su posición en la Tierra.

También entonces, los Emiratos Árabes Unidos enviaron a orbitar Marte a su sonda robótica Al-amal, o Esperanza.

Aunque la Agencia Espacial China no se caracteriza por comunicar ampliamente todos sus planes o resultados, por supuesto sí supimos de los preparativos y lanzamiento de esta misión.

De igual forma, aunque no precisamente hicieron una transmisión en tiempo real, como sí pasó con el amartizaje del Perseverance, también supimos que Zhurong había llegado a la superficie de Marte exitosamente, entre el 14-15 de mayo (dependiendo de la zona horaria).

Ojos en el cielo marciano

Incluso aunque de China no nos hubieran dicho nada al respecto de la llegada de su rover a Marte, lo hubiéramos sabido.

Pues aunque tengamos mucho más en cuenta a sus habitantes robóticos sobre el suelo: sobrevolando Marte hay varios satélites que pueden estudiar su superficie.

Entre ellos está el Mars Reconnaissance Orbiter, MRO de la NASA, que se dedica entre otras cosas a explorar la superficie marciana para identificar sitios posibles para que desciendan las misiones.

Para eso el MRO cuenta con una cámara con la que puede obtener imágenes de muy alta resolución, la HiRISE (High-Resolution Imaging Science Experiment).

Justo a través de los ojos de HiRISE fue que en todo el mundo podemos saber incluso la localización exacta del rover Zhurong.

Además, ese y otros satélites que orbitan Marte, pudieron dar seguimiento a las etapas del descenso del Zhurong, si bien no con imágenes, sí con datos que indicaban que la misión estaba siendo exitosa.

Bienvenidos a Marte

Y ahora que está ahí, ¿qué hará el rover Zhurong en Marte? Como sus colegas robóticos estadounidenses explorará el suelo marciano, en este caso con fines geológicos.

Para eso lleva un espectrómetro láser que puede identificar los elementos que componen el suelo marciano. 

Ese es un analizador químico, que funciona de forma muy similar al que tienen equipado los rovers Curiosity y Perseverance.

Lanza un láser que vaporiza una muestra del suelo, y con una cámara especial en el rover se detecta la emisión de luz de diferentes frecuencias, que se puede asociar a un elemento particular y así podemos saber cuál es la composición del sitio analizado.

Este espectrómetro, es por cierto un instrumento que fue hecho en colaboración con el Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia.

Esto quizá es una muestra de que aunque en la Tierra nos enfoquemos en decir que la exploración espacial es un logro para uno u otro país, en realidad termina siendo un logro para la humanidad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos