logo
 /
Ciencia 22/05/2021

Ciencia: cinco datos que tal vez no sabías sobre el té

El 21 de mayo se celebra el Día Internacional del Té y aquí tienes cuatro datos para festejarlo

El té es la bebida más consumida en el mundo, solo después del agua: así que sin duda se merece un día para conmemorar su existencia.

Y es hoy, el 21 de mayo cuando se festeja la existencia de esta infusión que se hace con las hojas de la planta de origen chino, Camellia sinensis.

Esta fecha, establecida por las Naciones Unidas, busca crear conciencia sobre su importancia biológica, ambiental, económica y cultural.

Sus cultivos y la industria a su alrededor, son medio de subsistencia de muchas personas en el mundo. 

Para conmemorar esta fecha, aquí te dejamos algunos datos que tal vez no conocías sobre el té.

Té y desarrollo sostenible

El cultivo y procesos de procesamiento del té ayudan a cumplir los objetivos del desarrollo sostenible que establece la ONU.

Como muchas de las personas que participan en su obtención son mujeres, entonces contribuye a empoderarlas, además de que contribuye a disminuir la pobreza y el hambre, en las zonas en donde se cultiva.

Eso por supuesto si esta producción, se da en el marco de un comercio justo.

Si los cultivos de té se hacen en lugares adecuados, contribuyen también a mantener los ecosistemas terrestres.

Tiene una historia muy antigua

El té es originario de China, pero no solo eso, sino que ahí se ha consumido por siglos: se han encontrado hojas de té en entierros ceremoniales de hace dos mil años, como el del emperador de la dinastía Han, Jing Di.

Pero además se puede suponer que incluso antes de eso ya era una bebida de uso común en ese país.

Luego, en el siglo XIX se popularizó en el Reino Unido, en donde ha pasado a formar parte de su cultura desde entonces.

Sin embargo, actualmente el país con un consumo per cápita mayor es Turquía.

El té verde y negro vienen de la misma planta

Aunque tengan apariencia y sabores muy diferentes, tanto el té verde, como el negro son infusiones de la misma planta.

El color y características finales de cada uno, se debe al tiempo de fermentación y oxidación de las hojas.

Todos los tés producidos a partir de la Camellia sinensis contienen cafeína, a diferencia de otras infusiones que llamamos “té” aunque no los sean: como el de menta y el de manzanilla.

Fue considerado una bebida peligrosa

Por su contenido de cafeína, que interactúa con nuestro sistema nervioso, consumir té nos ayuda a permanecer alertas e interfiere con nuestros ciclos de sueño e incluso nos puede hacer sentir un poco alterados.

Es por eso, tal vez, que en algún momento se consideró al té como peligroso: en el siglo XVIII, los médicos recomendaban evitarlo por completo si no se querían tener desórdenes nerviosos.

En realidad, es muy saludable

Además de cafeína, las hojas de té contienen polifenoles: un tipo de compuestos con actividad antioxidante.

Es por eso que desde hace unos años se han realizado estudios clínicos para confirmar si el esta bebida puede prevenir ciertas condiciones de salud.

Así, se ha encontrado que su consumo, puede contribuir a proteger el hígado y baja el riesgo de tener diabetes tipo 2.

También se ha mostrado, que sobre todo el té verde, por su mayor contenido de polifenoles, contribuye a mejorar la salud cardiovascular, pues tiene un efecto antihipertensivo.

Entonces, no esperes demasiado y toma una taza de té para celebrar esta bebida de tradición milenaria, y de paso estarás haciendo algo bueno para tu salud.