logo
Ciencia 13/04/2021

60 años de vuelos espaciales que iniciaron con Yuri Gagarin

Han pasado seis décadas desde que los seres humanos visitamos el espacio por primera vez

Si Ringo Starr puede cantar, en uno de sus más recientes sencillos: “la Tierra solo es una plataforma para un astronauta”, es porque así ha sido ya durante 60 años.

Hoy 12 abril, se cumplen 60 años del primer vuelo espacial tripulado por una persona: el cosmonauta Yuri Gagarin.

Aunque los términos astronauta y cosmonauta se pueden considerar como sinónimos, nacieron así, diferentes, para hacer énfasis en los logros de cada país, durante la Guerra Fría.

Y las primeras victorias de la carrera espacial se las llevó la entonces Unión Soviética, sobre EE. UU.: el primer satélite artificial, fue el Sputnik 1, en 1957 y la primera persona en orbitar la Tierra, fue Gagarin, en 1961.

El espacio es muy solitario

Así, aunque los estadounidenses hayan alcanzado la Luna primero, el vuelo de Gagarin marcó realmente un hito en la exploración espacial.

Desde 2011, la Asamblea General de ONU declaró al 12 de abril como Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados, tomando en cuenta la fecha en que el primer ser humano estuvo en el espacio.

La Unión Soviética se tomó muy en serio aquello de que no si quieres que las cosas te salgan bien, no debes contarle tus planes a nadie.

El programa espacial Vostok, que llevó a Gagarin a órbita fue un secreto absoluto para el mundo hasta después de ese 12 abril de 1961.

Por supuesto la competencia con EE. UU. tuvo mucho que ver con eso, pero también porque querían estar seguros que Yuri iría al espacio y regresaría con bien, para contar una historia con final feliz.

El mismo Gagarin fue notificado que había resultado ser el elegido, de entre un grupo de otros seis cosmonautas, apenas tres días antes de la misión.

Sentado en una lata

Alrededor de las 9 am, hora de Moscú, el cohete Vostok 1, despegó del cosmódromo de Baikonur, en lo que ahora es Kazajistán.

Después de unos minutos el cohete se separó de la cápsula 3KA, en cuyo interior iba el único tripulante de la misión, Yuri Gagarin.

La misión Vostok sería una forma de mostrar al mundo de lo que era capaz la Unión Soviética, pero también tenía fines científicos.

Hace 60 años no se sabía nada de lo que ahora sabemos sobre cómo responde el cuerpo humano en el espacio, así que por precaución, la misión se diseñó para ser controlada por completo desde Tierra

Así que Gagarin iba completamente atado al asiento de la pequeñísima cápsula de forma redonda, que lo llevó a dar una órbita completa a la Tierra.

Su viaje duró un poco menos de dos horas y la máxima altitud a la que estuvo fue de 327 km, que es una órbita un poco más baja que en la que comúnmente está la actual Estación Espacial Internacional.

Ardiendo a través del cielo

Decir que el regreso de Yuri a la Tierra fue peligroso es algo redundante, considerando que cada aspecto de su misión fue muy peligrosa.

Cuando la cápsula Vostok 3KA regresó a la atmósfera, Gagarin pudo ver, desde la pequeña ventanita que tenía, la nube de plasma que se formó alrededor de ella por la fricción, al ir a una aceleración 10 veces más que la gravedad normal.

Pero su pequeño refugio resistió la enorme velocidad y el calor, y los paracaídas que frenaron su descenso funcionaron adecuadamente.

Al llegar a Tierra, Yuri Gagarin se convirtió en un héroe soviético y pasó a la historia para la humanidad.

Sin embargo, no vivió para disfrutar esos honores por mucho tiempo: murió en un vuelo de prueba en 1968, apenas un año después de que su amigo, el cosmonauta Vladimir Komarov, muriera en la misión Soyuz 1, en la que Gagarin fungía como reemplazo.

Ahora sabemos que Komarov incluso sabiendo que la misión Soyuz 1, tenía muchas posibilidades de fallar, no quiso dejarla, porque eso significaba dejar a Yuri en su lugar. 

Lo que muestra que sin duda la exploración espacial es una tarea compleja y a veces muy peligrosa, pero también satisfactoria y maravillosa, pues como dijo Gagarin al ver la Tierra desde el espacio: 

“Orbitando la Tierra en esta nave, veo lo hermoso que es nuestro planeta. Gente, preservemos e incrementemos su belleza, no la destruyamos.”

Yuri Gagarin, en Wikiquote