Ciencia

Salud: 5 beneficios del ejercicio que ni siquiera imaginabas

Hacer ejercicio te puede traer muchos beneficios a corto y largo plazo

Sabemos que el ejercicio es bueno para la salud física, aunque en general lo asociamos exclusivamente con mantener un peso adecuado o tener fuerza muscular.

Pero, los beneficios del ejercicio físico, van más allá de los que podemos apreciar directamente.

Así que por si todavía no encuentras suficientes motivos para incluir algún tipo de ejercicio en tu rutina diaria, aquí puedes encontrar cinco razones.

Tienes huesos más saludables

Nos queda más o menos claro que los músculos se benefician del ejercicio, sobre todo cuando nos dedicamos a hacer ejercicios de fuerza y resistencia, pero poco pensamos en nuestros huesos.

En general los consideramos como una parte importante del cuerpo, pero tal vez porque son rígidos no creemos que puedan beneficiarse de nuestra actividad física.

Pero no debemos olvidar que los huesos también son un tejido vivo y el ejercicio también puede hacerlos más fuertes y resistentes.

Al envejecer perdemos masa muscular, pero también densidad ósea, para evitar eso es recomendable que hagamos ejercicios de resistencia, o incluso cosas más simples como, caminar o bailar.

Mejora la salud cardiovascular

Casi cualquier tipo de actividad física que hagamos, impacta favorablemente en el corazón, esto tiene que ver en parte con que cuando tenemos actividad física, la circulación de la sangre mejora.

Pero además tenemos evidencias de la influencia que tiene el ejercicio constante en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Se sabe que al ejercitarnos, aumentan los niveles de colesterol “bueno” en la sangre, evitando que enfermedades como la aterosclerosis. Además de que baja la presión arterial, reduciendo también el riesgo de infartos y accidentes cerebrovasculares.

Baja tu riesgo de tener diabetes

El ejercicio constante, también contribuye a evitar que llegues a tener diabetes tipo 2.

Este desorden metabólico, se desarrolla en la edad adulta, por predisposición genética, pero también por hábitos alimenticios y de estilo de vida.

Se sabe que la actividad física puede ayudar a mantener niveles adecuados de glucosa en la sangre.

Incluso en personas que ya tienen diabetes, la combinación de ejercicios aeróbicos -caminar, correr, montar bicicleta-; con ejercicios de resistencia, como levantar pesas, ayuda a disminuir la cantidad de glucosa en la sangre.

Reduce el riesgo de algunos tipo de de cáncer

El cáncer es algo muy complejo, porque no es una sola enfermedad, sino un grupo de padecimientos, que tienen en común el crecimiento anormal y desmedido de células de algún tejido.

Sabemos que algunos tipos de cáncer tienen un componente genético, pero también puede influir el ambiente o nuestro hábitos.

Y aunque no es algo en lo que pensemos mucho, el ejercicio también puede disminuir nuestro riesgo de padecer cáncer.

Se han hecho estudios en los que se comparan personas con poca actividad física, con quienes hacen algún tipo de ejercicio y se ha encontrado que en las personas sedentarias hay más incidencia de algunos tipos de cáncer: como el de mama, vejiga, estómago o colon.

Mejora tu ánimo

Tu cerebro es parte del cuerpo y por supuesto que se beneficia cuando haces ejercicio: si circula mejor la sangre por tu cuerpo eso puede ayudar a que te sientas más alerta y concentrado.

Pero cuando te ejercitas también te pones de buen humor, eso porque sabemos que la actividad física contribuye a la producción de ciertos neurotransmisores.

Uno de ellos, la dopamina, está ligada al sistema de recompensa del cerebro y a sentimientos favorables como la felicidad: cuando nos enamoramos nuestro cerebro produce dopamina.

Así que tal vez no lo veas ahora, pero si te ejercitas disminuirá tu ansiedad y te sentirás más feliz.

El consenso es que cualquier tipo de actividad física, desde la más simple, hasta la que hagas en un gimnasio, tendrá un efecto benéfico casi inmediato en la salud. 

Para los adultos se recomiendan al menos 150 minutos de ejercicio moderado a la semana: lo que podría corresponder a unos 25 minutos, de lunes a sábado. Yo creo que sí puedes hacerlo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos