logo
Entretenimiento 28/04/2021

Futurama: ¿Es posible mantener una cabeza con vida fuera de su cuerpo?

Futurama nos presenta el concepto de cabezas con vida en jarras y eso nos hace preguntarnos ¿Será posible hacer eso mismo en la vida real?

En Futurama hemos visto que algunas celebridades se pueden ver dentro de un frasco que contiene sus cabezas cortadas pero aún con vida. Es obvio que es la manera más fácil de meter estrellas invitadas dentro del show, pues no hay manera posible en que estas pudieran seguir vivas para el momento en que la serie se lleva a cabo.

Sin embargo, no solamente hemos visto cabezas dentro de frascos de celebridades o personajes históricos de la actualidad, sino que hemos visto a personajes históricos que han perdido la vida hace muchísimo años pero que, curiosamente, dentro de Futurama se pueden ver vivos dentro de un frasco especial.

Pero después de ver todo esto, no podemos evitar preguntarnos si es que es posible mantener una cabeza con vida en el estado que se nos presenta en la serie.

Futurama impone retos científicos

Obviamente en la actualidad es imposible hacer algo siquiera similar a lo que hemos visto en la serie de Futurama, pero no podemos asegurar que en el futuro no se logre hacer algo similar, en especial por un pequeño pero muy perturbador documental oficial que proviene del año 1940 que se llama Experiments in the Revival of Organisms.

Este video nos muestra un documental supuestamente hecho por científicos rusos que demuestra que es posible mantener con vida la cabeza cercenada de un perro, en la segunda mitad del video, podemos ver cómo es que traen de vuelta a la vida a un perro que acaba de fallecer. Este último perro sí tiene su cuerpo completo.

Pongamos en perspectiva todo esto. En primer lugar, se ha dicho que a pesar de que el video en cuestión fue realmente hecho por Rusia y se compartió con Estados Unidos, no se ha logrado corroborar su autenticidad científica. Principalmente porque no podemos ver la cabeza del perro conectada al aparato, sino que son siempre tomas separadas.

Pero que lo anterior no descarte esto de inmediato, pues, si desde entonces ya se estaba tocando el tema de mantener con vida las cabezas de seres vivos sin que tengan un cuerpo, es seguro que tras bambalinas, debe haber más de un grupo de científicos trabajando en crear esa tecnología, tan solo en Estados Unidos.

También claro, se encuentra el trasplante de cuerpo que estuvo a punto de ocurrir en la vida real.

¿Qué podemos aprender de todo esto?

Retomando el trasplante de cabeza, este se canceló de último minuto gracias a que Valery Spiridonov decidió no llevar a cabo la operación. Esto lo hizo gracias a que se convirtió en padre poco tiempo antes de que esta se llevara a cabo. Así que, a riesgo de perder la vida al momento de mover su cabeza al cuerpo de otra persona, una de las operaciones más interesantes del mundo se tuvo que cancelar.

Sin embargo, para poder prepararse para esta operación, el Dr. Sergio Canavero estudió muy a profundidad la manera en que debía realizar tan importante operación. Una de las cosas a tener en cuenta es que, una vez que la cabeza sea removida del cuerpo, se debe llevar con éxito al otro cuerpo en menos de 60 minutos, de lo contrario se corre el riesgo de tener daño cerebral permanente.

Para poder tener el tiempo suficiente para realizar la cirugía, se debe enfriar la cabeza a 10 o 15 grados Celsius para mantenerla conservada el mayor tiempo posible pero sin causar daños gracias al frío.

Suena ciencia ficción, claro, pero fue una realidad y aunque no se estaba seguro que se podría llevar a cabo la operación con éxito, podemos saber que la ciencia, desde aquella vez que se hizo el video de los perros, ha avanzando tanto que podríamos, en teoría, mantener con vida una cabeza cercenada si la conectamos a una maquina más avanzada de la que vimos con los perros, todo mientras que sea posible hacerlo en menos de 60 minutos.

No me sorprendería que ya lo hayan intentado sino ¿De dónde se obtienen fuentes de estudio para la operación de cambio de cuerpo?

Fuentes National Post y People.