Entretenimiento

Dragon Ball Z cumple 32 años y te contamos el personaje olvidado que pudo ser más fuerte que Goku

Apareció en Dragon Ball (primera saga) y después ni rastro hasta Dragon Ball Super.

Un 26 de abril de 1989 se emitía el primer capítulo de Dragon Ball Z, sin duda alguna, la saga más exitosa de cualquier creación de Akira Toriyama. Enamoró a millones de niños, adolescentes y adultos alrededor del mundo y hasta la fecha se mantiene entre los animes más vistos del planeta entero. Sin embargo, su transición desde esa primera saga donde Goku era un niño con cola, hasta su juventud y luego adultez, dejó por fuera a muchos personajes.

Ese cambio mostró nuevos niveles de poder al que muchos ya no tuvieron acceso, aunque siguieron entrenando y con mucho ímpetu lo siguieron intentando. No obstante, hubo un personaje en especial que, incluso demostrando tener más fuerza que Goku (cuando era niño), no fue desarrollado. De hecho solo tuvo dos breves apariciones en la serie y una en una de las películas.

Incluso, este misterioso personaje del que hablamos enfrentó a uno de los enemigos más peligrosos y difíciles que tuvo Goku durante su niñez. Uno al que le costó mucho vencer y en esa película en especial ni le hizo cosquillas a este personaje del que hablamos. Era un androide, pero no de la Patrulla Roja. De hecho la información que se tiene es muy poca.

¿Pudo ser más fuerte que Goku?

Vamos a dejar un poco el misterio y a encender un poco la polémica. El misterioso personaje del que hablamos es la pequeña niña de 13 años Arale. Es cierto que era imposible que en la actualidad llegara a ser más fuerte que Goku. Pero en el momento que se conocieron sí era mucho más poderosa.

En la película que Arale aparece, vemos como recibe de lleno un Dodonpa de Tao Pai Pai. La pequeña niña cae al suelo de espaldas. Tan solo unos segundos más tarde, se levanta y simplemente se sacude el lugar de su cuerpo donde recibió el entonces poderoso ataque. Goku, si bien lo recordamos, sufrió bastante estos ataques del hermano del maestro Tsuru. Por lo tanto, en ese momento, Arale lo superaba en poder.

Arale es una pequeña androide que demostró siempre una inocencia extrema y ganas de hacer amigos. Era amante de los animales y pudo montarse en la nube voladora de Goku. Es decir, tenía el corazón puro.

Si en ese momento, Akira Toriyama se disponía a desarrollar este personaje con más profundidad, seguramente habría sido de gran utilidad para el resto de los villanos que tendría más adelante. Sin embargo, el pequeño saiyajin no dejó de entrenar y se convirtió en lo que hoy conocemos.

Toda una vida de Dragon Ball Z

Dragon Ball Z cumple 32 años. Es toda una vida desde ese momento en que nos enteramos que Goku tenía un pequeño hijo llamado igual que su abuelo: Gohan. Nadie se imaginó en ese momento que ese pequeño llorón salvaría el planeta y superaría ampliamente los poderes de su padre y de Vegeta.

Dragon Ball Z, esa letra tan característica que separa las historias de Akira Toriyama del resto, y que identifica a las mejores historias que escribió el mangaka japonés. Las actuales tienen momentos épicos y el desarrollo está muy bien estructurado. Pero nada ha podido igualar el nivel alcanzado en esta que podría considerarse como la segunda etapa del manga y anime.

Tags

Lo Último


Te recomendamos