logo
Ciencia 22/04/2021

Día de la Tierra: así es la forma en que los cambios causados por los humanos ocasionan una pandemia

Sabemos que las actividades humanas han tenido un impacto en el clima del planeta, pero también contribuyeron al desarrollo de la pandemia

Hace poco más de un año, la pandemia por el SARS-CoV-2  aparentemente nos tomó por sorpresa, pero en realidad no debería haber sido así.

Ambiente y pandemia

Un informe del IPBES, un organismo internacional que promueve la conservación de la biodiversidad global, muestra que las pandemias están muy relacionadas con la destrucción de los ecosistemas y que se pueden evitar.

Esta Plataforma Intergubernamental Científico-normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas, se formó en 2012 para que a partir de la ciencia, se puedan hacer recomendaciones que guíen las políticas ambientales de los gobiernos del mundo.

Esta organización tiene representantes científicos de 136 países, incluyendo varios de Latinoamérica: como México, Argentina, Chile y Venezuela.

En 2020 el IPBES reunió a un grupo de científicos, para que hicieran un análisis multidisciplinario de las causas y consecuencias de la pandemia actual.

Biodiversidad y enfermedades

Esta reunión de expertos de campos tan diversos como la epidemiología, la zoología o la economía, reconoció que las pandemias surgen de la biodiversidad de microorganismos que existe en la naturaleza.

Se estima que existen más de un millón y medio de virus que no hemos descubierto, de los cuáles la mitad podrían ser patógenos para los humanos, es decir causarnos enfermedades.

De todos estos virus que no conocemos, aquellos que tienen potencial de iniciar pandemias son los que están presentes en animales de granja -cerdos, gallinas- o en mamíferos, como los murciélagos.

Esos virus quizá llevan siglos existiendo ahí, pero ahora se han vuelto una amenaza porque ciertas actividades humanas nos han acercado a ellos.

La deforestación y el cambio climático han reducido el hábitat de muchas especies, lo que provoca que tengamos un contacto más directo con ellas, permitiendo que haya transmisión de agentes patógenos.

Y hemos ocasionado una pérdida de biodiversidad: así algunos virus no tienen sus reservorios habituales y terminan en otros seres vivos, para seguir existiendo.

Todas estas condiciones descritas, nos muestran que la pandemia que vivimos, no es algo sorpresivo y se estuvo gestando durante mucho tiempo.

¿Podremos escapar a la “era de la pandemia”?

Y ahora que los virus tienen nuestra atención y sabemos que coronavirus no será la última pandemia, es justamente el momento de prevenir que sucedan.

El panel del IPBES, no solo advierte sobre la posibilidad de pandemias más frecuentes y más mortales, sino que propone medidas para evitarlas.

La idea es que actuemos de forma integral antes de que sucedan: ahora la estrategia ha sido reactiva, lo que ha costado muy caro.

Por eso, los científicos que realizaron el informe recomendaron crear un consejo intergubernamental para la prevención de pandemias.

Con esto se buscaría que cada país tome decisiones ambientales, orientadas también a la protección de la salud.

Así sería necesario tener más áreas naturales protegidas y evitar prácticas como la agricultura extensiva, que se consideraría una actividad de alto riesgo pandémico.

Si bien estas medidas tendrían un costo económico, este sería 100 veces menor a lo que se necesita para responder a una pandemia.

Quizá no podemos librarnos de la pandemia en que vivimos, pero sí de otras, si tomamos en cuenta lo que dice, Peter Daszak, zoólogo británico: 

“Tenemos una capacidad cada vez mayor de prevenir pandemias, pero ahora mismo la forma en que las estamos abordando ignora en gran medida esa capacidad. […] Podemos escapar de la era de las pandemias, pero esto requiere un enfoque mucho mayor en la prevención además de la reacción”.

Peter Daszak, comunicado de prensa del IPBES, 20 octubre de 2020