logo
Estudios 30/04/2021

Nuevos datos demuestran que la corteza continental de la Tierra surgió 500 millones de años antes de lo que se teorizaba

Encontraron una forma de detectar los químicos más antiguos que se conocen

Con el pasó de los años, el avance en las formas de investigación y desarrollo de las tecnologías, los científicos han respondido un montón de preguntas sobre la formación de nuestro planeta. Sin embargo, por mucho que se haya logrado, queda muchísimo más por responder. Incluso, algunos misterios que parecían resueltos ahora generan nuevos datos que hacen ver que existe otra información. Un claro ejemplo de esta afirmación es lo que se pensaba de la corteza continental, la más antigua de las dos principales de la Tierra. La misma, al parecer es mucho más vieja de lo que se teorizaba, y así lo explican los expertos.

En primer lugar, hagamos una breve y general retrospección para adentrarnos todos en el maravilloso mundo del inicio de nuestro hermoso hogar: la Tierra, la única que tenemos, por cierto. Nuestro planeta se formó hace aproximadamente 4605 millones de años. Detallan los científicos que fue a partir de un disco de polvo y gas que orbitaba el Sol también recién formado, en ese momento.

Para ese entonces nuestro mundo no era ni la sombra de lo que conocemos ahora. De hecho, ni siquiera era habitable. Y de serlo, la actividad habría sido muy turbulenta y principalmente mortal para varias generaciones de seres vivientes. Durante esta primera etapa de formación tuvo varias cortezas que se fueron formando gracias a diferentes colisiones con otros cuerpos celestes. Se teoriza que de la primera corteza no queda rastro alguno.

Sin embargo, eso fue necesario para que después se formara toda una corteza de magma, un enfriamiento posterior y así fue surgiendo la corteza continental, mucho antes que la oceánica. Incluso, con los recientes datos de un equipo de la Universidad de Bergen, en Noruega dicen que es más antigua de lo que se pensaba.

Los nuevos datos sobre la corteza continental

Cuando la Tierra se termina de establecer a través de los procesos de placas tectónicas, inicia una acción a la que denominan como meteorizar. Esto agrega minerales y nutrientes cruciales al océano. Por lo tanto, según lo detalla Slash Gear, esto deja un registro de nutrientes que quedan impregnados en las rocas. Entonces, los estudios anteriores utilizaban isótopos de estroncio en carbonatos marinos y según los cálculos ubican el surgimiento de la corteza continental hace aproximadamente 3.000 millones de años.

De esta manera, investigadpres han encontrado un nuevo enfoque para calcular el dato especificado, utilizando un mineral diferente, la barita.

“La composición de la pieza de barita que recogemos en el campo ahora que ha estado en la Tierra durante tres mil quinientos millones de años, es exactamente la misma que cuando se precipitó. Entonces, en esencia, es realmente un gran registrador para observar los procesos en la Tierra primitiva”, dijo Desiree Roerdink, geoquímica de Universidad de Bergen, Noruega, y líder del equipo de la nueva investigación, según el portal de la European Geosciences Union.

Le evolución de la vida

Los nuevos datos devuelven a los científicos a la base sobre este tipo de investigaciones. En concreto, según lo relata Roerdink podría haber nueva evidencia sobre cómo evolucionó la vida en el planeta.