logo
Estudios 16/04/2021

Malas noticias para los amantes de la parrilla: estudio científico encuentra crítica relación entre las carnes rojas y la salud cardiaca

El estudio fue observacional y necesita de análisis más profundos.

Entre los amantes de la parrilla es difícil encontrar a quien no haya disfrutado de un gigantesco tomahawk, unos churrascos o unas ribs con salsa bbq. Para los fieles seguidores, cocinar este tipo de carne se termina convirtiendo en un arte. Sin embargo, ya era conocido por estudios previos que el consumo en exceso no es bueno para la salud. Y ahora, aparece un nuevo estudio que se encarga de recordarlo. Incluso, este muestra datos que exponen una relación crítica entre las carnes rojas y la salud cardiaca.

Estudios previos que analiza los efectos de las carnes rojas en el corazón, no entregaban resultados concluyentes. De hecho, cuando se publicaba alguna investigación importante, por lo general se encontraban errores o como lo describe Slash Gear “falta de coherencia”. Entonces, un equipo de científicos liderados por la Dra. Zahra Raisi-Estabragh, investigaron los datos de 20 mil personas registradas en el Biobanco del Reino Unido. Es importante señalar que los científicos detallaron que su estudio fue observacional.

Para que el análisis no fuera sometido a escarnio y desaprobación, el equipo dirigido por la doctora Zahra tomo en cuenta cada uno de los factores influyentes en la salud cardíaca. Es decir, identificó a los consumidores regulares de tabaco o cigarrillos y a quienes presentaban alto índice de masa corporal (IMC), quienes, lejos de querer insultar a alguien, es muy probable que sufran de una enfermedad del corazón o estén encaminados hacia ella.

Menos carnes rojas en la parrilla

¿Qué sería de la parrilla en una tarde de primavera o verano, sin las carnes rojas? Algo que deberían considerar de vez en cuando, si queremos cuidar nuestra salud. Con todos estos factores influyentes separados, Raisi-Estabragh emitió sus resultados en un informe.

En primer lugar, aunque no llamó a evitar por completo el consumo, recomendó reducir considerablemente la frecuencia. Las personas que acostumbraban a incluir el pescado y los vegetales en sus comidas, sin duda alguna tienen mejor salud cardiaca que los que consumen carnes rojas.

Los amanes empedernidos de la parrilla tienden a registrar arterias más rígidas, ventrículos cardíacos más pequeños y una peor función del corazón. Y aunque para las personas obesas esto represente un gran peligro, quienes registran un IMC adecuado también deben cuidarse, destaca el portal citado.

Se ha sugerido que estos factores podrían ser la razón de la relación observada entre la carne y las enfermedades cardíacas. Por ejemplo, es posible que una mayor ingesta de carne roja conduzca a un aumento del colesterol en sangre y esto, a su vez, cause enfermedades cardíacas. Nuestro estudio sugiere que estos cuatro factores juegan un papel en los vínculos entre la ingesta de carne y la salud del corazón, pero no son la historia completa (…) Este fue un estudio observacional y no se puede asumir la causalidad. Pero en general, parece sensato limitar la ingesta de carne roja y procesada por razones de salud cardíaca.

Dra. Zahra Raisi-Estabragh

Recomendaciones

Entonces, aunque no haya una relación completa, la Dra. lo deja en claro. Quizás con una mejor alimentación de forma constante, en la que se eliminen las carnes rojas de la frecuencia en las comidas es suficiente para cuidar de la salud. Mientras que, cada cierto tiempo, podemos encender el grill e iniciar con el ritual parrillero, pero que no sea todos los domingos.

Incluso, con solo leer las palabras de la Dra. Zahra Raisi-Estabragh muchas de las recomendaciones de múltiples nutricionistas cobran sentido. Entonces, algo de razón debe tener este informe presentado en la Asociación Europea de Cardiología Preventiva.