Ciencia

Ensalada estelar: astronautas disfrutan de las últimas dos cosechas agrícolas en la Estación Espacial Internacional

Se trata de la cuarta cosecha que se produce en la ISS.

A la NASA nada ni nadie los va a detener en su intención de ejecutar misiones tripuladas de largas distancias. Y en ese afán deben desarrollar la mayor cantidad de misiones posibles para que los astronautas tengan todas las herramientas necesarias para su supervivencia. Muchas de estas misiones se llevan a cabo en la Estación Espacial Internacional, por los mismos componentes humanos de las agencias espaciales. Mientras que otras, la ejecutan los dispositivos que han lanzado a otras regiones del sistema solar.

En consecuencia, una de estas misiones que servirán a esos distantes viajes tripulados, se ejecuta en la estación espacial de la NASA. Se trata de la plantación de cosechas propias. La idea es que los astronautas puedan al menos complementar sus comidas sembrando y cosechando sus propios vegetales. Esto no es para nada una sorpresa, debido a que a finales del 2020 se vieron las primeras hojas.

Después, durante los primeros tres meses del 2021 llegaron a un hecho inédito: lograr una cosecha con una película de semillas germinadas en el mismo espacio. Es decir, todos los componentes de las plantas de marzo, fueron producto de la estación espacial. En ese momento fue una plantación de mostaza Amara. Sin embargo, ahora han logrado la cosecha de una nueva planta que sirve para armar una buena ensalada, una con elementos espaciales, en conclusión: una ensalada orbital.

Ensalada de estación espacial

La ensalada de estación espacial no es un elemento en el menú de un restaurante temático. Las imágenes más recientes que comparte la NASA tienen como protagonista al líder de la misión Veggie en la ISS, Mike Hopkins, quien además es también el comandante de la expedición 64 de la nave que orbita nuestro planeta.

La nueva planta que regaló un verde vivo a la ISS y que además floreció, se llama pak choi ‘Extra Dwarf’ y se cultivó durante 64 días, reseña la NASA en su portal. «El pak choi creció durante tanto tiempo que comenzó a florecer como parte de su ciclo de reproducción», detallaron en el sitio web de la agencia espacial.

Para que una planta logre florecer, es necesaria la polinización. Esta acción, ejecutada en la Tierra por un proceso natural del viento o unos animales específicos que participan en las flores, no es tan fácil e realizarse en una nave espacial. Entonces, Hopkins lo hizo con sus propias manos y un pequeño y delgado pincel.

Asimismo, gracias a este proceso se realiza la producción de las semillas y también la cosecha de las frutas. De esta manera, la agencia espacial avanza en el objetivo de que los astronautas sean los responsables de su propia comida.

El pak choi: una guarnición del espacio

Detalla el portal de la NASA que varias cosechas de este y los anteriores experimentos aumentaron considerablemente su producción. En consecuencia, el equipo de astronautas agregó los vegetales como guarnición en sus comidas.

«Hopkins comió el pak choi como guarnición, con hojas marinadas en un paquete de tortilla vacío. Añadió salsa de soja y ajo, y lo puso en un calentador de alimentos pequeño durante 20 a 30 minutos», contó la NASA en un comunicado.

Esa es la misión cumplida para nosotros allí mismo. Realizar una producción agrícola sostenida en la estación es una demostración importante para misiones posteriores más allá de la órbita terrestre baja. La tripulación disfruta de cultivarlos, disfruta de comerlos, y este es el tipo exacto de cultivos que podemos enviar en una estadía lunar de larga duración para proporcionar nutrición complementaria. Todo lo que aprendamos en la estación y en la Luna eventualmente permitirá hacer esto en ruta a Marte algún día.

Tags

Lo Último


Te recomendamos