logo
/ Tan solo una parte de la Vía Láctea que captura JP Metsavainio.
Ciencia 22/03/2021

Así luce la Vía Láctea en una fotografía de 1.7 gigapíxeles que tardó 12 años en tomarse

La Vía Láctea bajo el lente de este astro fotógrafo es una verdadera obra de arte para cualquier seguidor de las cuestiones espaciales.

La Vía Láctea es uno de los espectáculos visuales más impresionantes que tenemos del espacio presentes en nuestro firmamento. Además de fascinar a los entusiastas y sorprender a cualquiera que mire hacia las estrellas, es una fuente inagotable de investigación para los científicos. Por lo tanto, obras como las que presenta el astro fotógrafo JP Metsavainio, son dignas de aplaudir. El también artista visual realizó un mosaico impresionante del conjunto estelar y tardó aproximadamente 12 años para completarlo.

Es una verdadera obra de arte que tuvo mucho de ciencia para poder completarse. El astro fotógrafo hizo este impresionante mosaico con una simple cámara fotográfica y la imagen, según lo detalla Slash Gear, parece obra del amplísimo lente de un telescopio espacial como el Hubble, por poner un ejemplo. El autor de esta obra especifica, en su blog personal, que la fotografía consta de 100.000 pixeles de ancho. En concreto esto es gracias a 234 paneles de mosaico individuales. Y en el total se unen los 1.7 gigapíxeles de la captura final.

Para tener una idea de lo grande y detallada que es esta imagen. Un solo gigapixel son mil millones de pixeles compuestos en un solo cuadro. Quizás en cifras más simples, podemos hablar que esta cantidad podría acuñarse en mil megapixeles. De igual forma son imágenes a las que se llega a través de mosaicos, a menos que estemos hablando de los más sofisticados observatorios espaciales.

Paciencia para el mosaico de la Vía Láctea

Fueron 12 años para terminar este mosaico de la Vía Láctea. El autor manifiesta que su proyecto se fue publicando con imágenes individuales a lo largo de los años con diferentes capturas de regiones en específico. Algunas de ellas son nebulosas conocidas en la cultura espacial. Mientras que otros fueron lugares menos populares y oscuros en la agrupación de constelaciones.

Según lo expresa el mismo Metsavainio la mayor parte de su mosaico de la Vía Láctea fue filmado como composiciones de fotogramas individuales. El artista destaca que fue necesario tratar cada fotografía de forma individual. ¿A qué se refiere con esta afirmación? Sencillo: el obturador, la luz o tiempo de exposición de cada región espacial que registró en su película fotográfica fue diferente. Es decir, cada una necesitó más o menos luz para que pudiera salir todo de forma uniforme y que no se perdiera detalle.

Explicar la razón por la cuál se tardó tanto para este mosaico, quizás sea sencillo: con el tamaño de la imagen debería ser suficiente. Sin embargo, el autor piensa que es necesario detallar que cada fotografía publicada tiene marcos entre los que se encuentra información que, individualmente, carecía de importancia. Pero, cuando se juntó toda la data, estos se superponían en ocasiones. Esto último no necesitó muchos ajustes, pero sí le llevó unas 1.250 horas de exposición.

En su propio blog, al cual se puede ingresar a través de este enlace, JP Metsavainio muestra detalles de cada una de las constelaciones individuales más grandes que uso para terminar de completar el mosaico. En detalle, aparecen señalados el lado Cygnus, el lado Cassiopeia  y el Tauro. Asimismo destacan regiones como la Nebulosa de California y otras tantas más que vistas de forma individual también son bastante atractivas.