logo
Estudios 05/03/2021

Dramático: Así estará la Tierra dentro de mil millones de años, según científicos

¿Cuáles serán los únicos organismos sobrevivientes en la Tierra dentro de un billón de años? Conoce las investigaciones al respecto.

El planeta Tierra experimentará varios cambios importantes dentro de mil millones de años. Sin embargo, el más trascendental: contendrá muy poco oxígeno.

Kazumi Ozaki (Universidad Toho, Japón) y Chris Reinhard (Instituto de Tecnología de Georgia, EE UU) modelaron los sistemas climáticos, biológicos y geológicos de nuestro planeta. La intención: predecir cómo serán los cambios.

Tierra

Explican los investigadores que, así como hace 2.400 millones de años los niveles de oxígenos en la Tierra eran bajísimos, en el futuro volverán a la misma cantidad. Luego del Gran Evento de Oxidación, la cantidad de oxígeno en nuestro planeta comenzó a estabilizarse hasta los que tenemos en la actualidad.

“La atmósfera oxigenada de la Tierra no será una característica permanente”, señala Ozaki. “Estamos hablando de un millón de veces menos oxígeno del que hay hoy en día”, agrega Reinhard.

 

Los motivos de la disminución del oxígeno en la Tierra

A medida que el Sol envejece, se volverá más caliente y liberará mayor energía. Esto llevará a una disminución de la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera, mientras el CO2 absorbe el calor y se descompone.

“El oxígeno es una biofirma muy importante, ya que está entrelazada con la vida en nuestro planeta”. Son palabras de Natalie Allen, de la Universidad Johns Hopkins.

En mil millones de años, los niveles de dióxido de carbono serán tan bajos que los organismos fotosintéticos, como las plantas, serán incapaces de sobrevivir y producir oxígeno.

Apunta Ozaki que “la biósfera no puede adaptarse a un cambio tan dramático en el ambiente”.

¿Qué quedará sobre la Tierra luego de este cambio? Microbios.

“Las bacterias anaeróbicas y primitivas que se esconden actualmente en las sombras tomarán el control, de nuevo”, lanza Reinhard.

La investigación fue publicada en la revista Nature Geoscience.