Ciencia

Científicos trabajan en repelentes para mosquitos a base de hierba gatera y toronja

Los mosquitos cada día se vuelven más resistentes a los repelentes tradicionales con elementos tóxicos.

A lo largo de los años han salido infinidades de productos de repelentes para mosquitos. Se hacen más populares durante una determinada época del año o en las zonas boscosas o costas de mar que lo ameritan. Sin embargo, en este último tiempo un grupo de científicos ha notado una constante. Cada día se hace más difícil eliminar a estos diminutos visitantes. Por lo tanto, aumentan los niveles tóxicos en las sustancias y a pesar de esto sigue sucediendo lo mismo.

Esto es un mensaje claro para los químicos que trabajan en repelentes para mosquitos: urge un cambio de fórmula para desarrollar otras alternativas. Y precisamente es en lo que están trabajando estos científicos. En primer lugar, poco a poco se van separando de los elementos tóxicos como la DEET. Este es uno de los ingredientes principales en los insecticidas. Se puede aplicar a la ropa o a la piel y no hace daño (hasta ahora).

Diferentes empresarios han notado que, tanto en las fumigaciones hablando en lo macro, como en un repelente individual, en lo micro, cuesta más acabar con los mosquitos. Entonces, han notado que la resistencia de los insectos es hacia el material sintético. En consecuencia, lo que están trabajando es con sustancias que provienen del mismo ambiente natural y hay dos potenciales candidatos que tienen una acción efectiva contra los mosquitos.

Sustancias naturales contra los mosquitos

Reseña el portal Popular Science que la primera de las sustancias naturales para acabar con los mosquitos es la nepetalactona. Explican que es uno de los ingredientes activos de la hierba gatera, también llamada menta gatuna o albahaca de gatos. Tradicionalmente tuvo efectos medicinales en los seres humanos, pero con el tiempo se fue diluyendo su uso. Según los motores de búsqueda de Internet, crece en terrenos baldíos o terraplenes, entre otros.

Un estudio reciente demostró que esta sustancia natural tuvo las capacidades necesarias para proteger a las personas de los mosquitos. Entonces, fue aprobado su uso y el futuro de los repelentes va por este, que es tan solo uno de los dos caminos en cuanto a este producto de refiere.

La segunda proviene de la toronja y se llama nootkatona. Esta sustancia es conocida en el mundo de los aromatizantes. En concreto, en los del hogar que tienen el olor característico de la toronja, llamada en algunos países pomelo. Ahora según el estudio científico lo identifican como una molécula repelente natural de insectos.

Explican en su estudio que la nepetalactona actúa como un potente receptor irritante en algunos animales de este tipo. Hacen la referencia con las personas, explicando que sería como una especie de gas lacrimógeno para el insecto. Mientras que en el caso de la nootkatona «la teoría dice que interfiere con un neurotransmisor específico de insectos llamado octopamina. Es como la adrenalina en los mamíferos», explica David Price, entomólogo urbano de la empresa de control de mosquitos Mosquito Joe, según lo publica Popular Science.

Finalmente añaden que de no existir esta resistencia que están generando los insectos, de igual forma estos productos habrían tomado el mismo camino de las esencias naturales. Esto debido a que la DEET también comenzaba a ser un problema tóxico para los seres humanos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos