Sneakers

Nike demanda a creadores de las zapatillas de Satán, diseñadas por Lil Nas X

Nike demanda a la compañía MSCHF por comercializar unas zapatillas de Satán con base en unas Nike Air Max 97. Una historia de ultratumba…

Nike entabló una demanda contra la compañía MSCHF por vender “unas zapatillas de Satán no autorizadas” por la empresa de calzados. El rapero Lil Nas X participó en el diseño de los controversiales Satan Shoes.

La estrambótica historia comenzó con la promoción de las zapatillas de Satán (Satan Shoes, en inglés), de marca Nike pero con un diseño inspirado en el diablo. Son negras con detalles rojos, incluyendo el pentagrama, la estrella de cinco puntas con la solitaria hacia abajo.

Como particularidad, contiene 60 cc de tinta y una gota de sangre.

Sí, sangre.

Nike argumenta que estas zapatillas han dañado su reputación, ya que “los consumidores creen que Nike está apoyando el satanismo”.

Exigió en su demanda, introducida ante la Corte de Distrito de Estados Unidos, Distrito Este de Nueva York, que el calzado sea destruido y que MSCHF pague daños financieros. Lil Nas X solo es nombrado como referente, pero contra él no va la demanda. Solo contra la compañía.  

A todas estas, ¿qué es MSCHF?

MSCHF, la compañía creadora de las zapatillas de Satán (y las de Jesús)

Es una compañía norteamericana creadora de productos absurdos y virales. Previamente habían diseñado las zapatillas de Jesús (Jesus Shoes), también Nike, de predominante color blanco y con agua bendita en una cámara. Aquí Nike no emitió demandas ni críticas.

¿Otras creaciones de MSCHF? Una app de comercio de acciones basada en astrología, una bomba de baño en forma de tostadora, un pollo de goma chirriante para fumar marihuana… “Nuestra perspectiva es que todo es gracioso de una manera nihilista”, definió su CEO, Gabriel Whaley, en entrevista con Business Insider.

“No estamos aquí para hacer del mundo un lugar mejor. Estamos poniendo la luz sobre lo mucho que todo apesta”, recalcó.

Whaley renunció a la famosa Academia Militar de West Point, impulsando proyectos alocados que tendrían su punto más alto en MSCHF, lanzado en 2016.

“Ser una empresa mata la magia. Estamos tratando de hacer cosas que el mundo ni siquiera puede definir”, apuntó el CEO de la empresa.  

Cómo unas Nike se convirtieron en un objeto de discordia

Las Satan Shoes son unas Nike Air Max 97 con los detalles antes nombrados. Su valor es de 1.018 dólares: solo venderán 666 pares, individualmente numerados.

También cuenta con el versículo de la Biblia, Lucas 10:18: “Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo…”.

En su momento, las Jesus Shoes -también unas Nike Air Max 97, pero blancas- valieron 1.425 dólares.

Otros de los alegatos de Nike contra las zapatillas de Satán es que “hace cambios en la entresuela que pueden representar riesgos de seguridad para los consumidores”. Sin duda, esta es la menor de las críticas de la empresa contra MSCHF.

“Esto es repugnante”, citó Nike un comentario en redes sociales. “¿Cómo es que Nike no está involucrada (en la creación de las zapatillas) cuando hay un símbolo de Nike en el zapato?”.

“No compraremos Nike de nuevo”, apuntó otro.

Argumenta la empresa norteamericana: “MSCHF está engañando a los consumidores haciéndoles creer que Nike fabrica o aprueba las zapatillas de Satán”.

El tema es que, en Estados Unidos, el que compre una zapatilla Nike tiene derecho a diseñarla como quiera. Incluso, a comercializarla.

The Verge conversó con la profesora de derecho de la Universidad de New Hampshire, Alexandra Roberts: “MSCHF puede defenderse por múltiples motivos. Puede citar la doctrina de la Primera Venta, que protege la reventa de bienes protegidos por las leyes de propiedad intelectual, como las personas que venden ropa de diseñador en Poshmark, por ejemplo”.

“También puede afirmar que los zapatos están protegidos como una parodia, o argumentar que es poco probable que los compradores confundan estos zapatos satánicos modificados con Nike listas para usar”.

 “El caso tiene implicaciones potencialmente amplias, porque estamos viendo un aumento en este tipo de personalización de productos de marca”, consideró la profesora Roberts. Esto apenas comienza, y puede llegar a tomar dimensiones verdaderamente… infernales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos