logo
/ El planeta Tierra
Estudios 26/03/2021

Así se acaba el presupuesto de energía de la Tierra, según la NASA

La NASA ha impulsado el análisis del presupuesto de energía de la Tierra, determinando cuánto influyen los seres humanos en su desgaste.

La NASA indica que la Tierra cuenta con un presupuesto de energía que se agota constantemente por las acciones de los seres humanos.

Nuestro planeta intenta constantemente equilibrar el flujo de energía dentro y fuera de su sistema, pero las actividades contaminantes lo afectan, haciendo que la Tierra se caliente.

Un estudio de la NASA confirma que la liberación de gases de efecto invernadero y aerosoles van contra el denominado presupuesto de energía. Este artículo fue publicado esta semana en la revista especializada Geophysical Research Letters.

La NASA analiza el peso de las actividades de los humanos en el desgaste del presupuesto de energía
La NASA analiza el peso de las actividades de los humanos en el desgaste del presupuesto de energía

“Es el primer cálculo del forzamiento radiactivo total de la Tierra, utilizando observaciones globales sobre los efectos de aerosoles y gases de efecto invernadero”, señaló Ryan Kramer, autor del artículo.

Kramer es investigador del Goddard Space Flight Center de la NASA, en Greenbelt, además de la Universidad de Maryland.

Según Kramer, “es evidencia directa de que las actividades humanas están causando cambios en el presupuesto de energía de la Tierra”.

¿Qué es el Proyecto CERES de la NASA?

El Proyecto CERES estudia el flujo de radiación en la parte superior de la atmósfera terrestre. Son las siglas en inglés de Sistema de Nubes y Energía Radiactiva de la Tierra.

Desde 1997, varios instrumentos de CERES viajaron a la órbita en satélites, midiendo cuánta energía entra en el sistema de la Tierra, generando el cambio neto en la radiación. Al sumar esos datos con las mediciones de calor oceánico, se determina el desequilibrio de energía en nuestro planeta.

“Crear un registro directo del forzamiento radiactivo calculado a partir de observaciones nos permitirá evaluar qué tan bien los modelos climáticos pueden simular esos forzamientos. Esto nos permitirá hacer proyecciones más seguras sobre cómo cambiará el clima en el futuro”.

Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA

Los investigadores calcularon cuánto del desequilibrio fue generado por fluctuaciones en factores que se consideran naturales, como el vapor de agua, las nubes, la temperatura y la reflectividad de la Tierra. Calcularon el cambio de energía causado por cada uno de los factores naturales, restando luego los valores del total: lo que queda es el forzamiento radiactivo.

Debido a las actividades humanas, el forzamiento radiactivo en la Tierra aumentó 0.5 vatios por metro cuadrado de 2003 a 2018.

El gas de efecto invernadero, ¿qué es y cuál es el más peligroso?

Los gases invernadero son gases atmosféricos que absorben y emiten radiación dentro del rango infrarrojo. El vapor de agua, el dióxido de carbono, el metano, el óxido nitroso y el ozono son los principales de estos gases.

El dióxido de carbono es el principal gas que emiten las actividades del ser humano. En 2017, representó aproximadamente el 82% de las emisiones en Estados Unidos.

Llega a la atmósfera debido a la quema de combustibles fósiles como el carbón, el gas natural y el petróleo, los residuos sólidos, árboles y otros materiales biológicos.

Los beneficios del estudio sobre el presupuesto de energía, de acuerdo con la NASA

La nueva técnica de análisis del presupuesto energético es más rápida que cualquier modelo anterior, permitiendo a los investigadores monitorear el forzamiento radiactivo prácticamente en tiempo real. Sirve, además, para:

  • Rastrear cómo las emisiones humanas afectan al clima.
  • Monitorear cuán bien funcionan los esfuerzos de mitigación.
  • Evaluar modelos para predecir cambios en el clima.