Ciencia

¿La menta y la hierbabuena son lo mismo?

Tal vez siempre has tenido esta duda y no sabías a quién preguntarle

menta

Acabas de leer que el té de menta es bueno para tu salud, así que has decidido prepararte uno en lugar de tu taza de café matutino.

Abres la alacena y encuentras una caja que dice “té de hierbabuena”, ¿es este el que estabas buscando? ¿Son sinónimos menta y hierbabuena? ¿O no?

¿Qué fue primero la menta o la hierbabuena?

A menos que seas un jardinero o un botánico experimentado, esa confusión que tienes sobre si menta y hierbabuena son sinónimos, es muy normal.

Aunque son muy parecidas, son plantas de especies diferentes: Mentha piperita, es a la que llamamos “menta”; mientras que la “hierbabuena”, es la Mentha spicata.

Como sus nombres científicos lo indican, ambas son plantas del mismo género: Mentha, y su parentesco es muy cercano porque la M. piperita es en realidad un híbrido que surgió de  la M. spicata.

Así es, la menta es “hija” de la hierbabuena. Su otra madre es la Mentha aquatica, otra planta de la familia de las lamiáceas, a la que pertenecen todas las mentas, porque sí, hay más.

No se sabe si ese híbrido que produjo la menta, fue hecho a propósito por algunos de nuestros antepasados, o simplemente una afortunada coincidencia, pero lo que sí sabemos es que su existencia es muy antigua.

Se tienen registros que muestran que griegos y romanos ya usaban la menta, e incluso un texto egipcio de hace 3500 años, muestra desde entonces ya se usaba la menta con fines médicos.

Diferencias esenciales

En la actualidad, aunque esta planta se ha estudiado mucho menos que la Camellia sinensis, de la que se obtiene el té negro y verde, sí se han explorado los beneficios a la salud que puede tener la Mentha piperita.

Durante mucho tiempo se ha considerado que la menta contiene sustancias que pueden aliviar los malestares gastrointestinales.

Además se reconoce que puede aliviar algunos síntomas de las alergias y el resfriado, específicamente la congestión nasal, debido a su alto contenido de mentol.

El mentol es un compuesto orgánico aceitoso, algo que se denomina “aceite esencial” y es responsable en buena parte del olor característico de la menta.

En nuestra lengua el mentol se percibe por el mismo tipo de receptores que responden al frío, por eso es que nos da una sensación de “frescura”.

Una de las principales diferencias entre la menta y la hierbabuena radica justamente en la composición de sus aceites esenciales.

La hierbabuena contiene muy poco mentol, y más carvona, un compuesto de olor más dulzón y que se percibe como “frío” en nuestra lengua: por eso su sabor y olor son más suaves, comparados con la menta.

Se ha estudiado que la carvona tiene una acción antiespasmódica, por lo que el té de hierbabuena también puede ayudar a aliviar malestares estomacales.

¿Cómo las puedo reconocer?

Así que no necesitas tomar un curso de botánica para distinguir la menta de la hierbabuena: puedes usar tu sentido del gusto y el olfato.

Si cuentas con un puñado de hojitas frescas revisa: si tiene un olor más intenso, las pruebas y te dejan una sensación muy fresca en la boca será M. piperita, si su olor y sabor son más suaves, será M. spicata.

Si ves las hojas de cerca también encontrarás algunas diferencias: aunque en ambos casos las hojas tienen unos dientecitos en las orillas, en la menta esas muescas son más marcadas y si las ves de cerca puedes notar que tienen pelitos muy finos.

En el caso de que puedas ver una planta completa puedes notar que si los tallos son verdes es hierbabuena, mientras que si son rojizos es menta.

La pregunta que tal vez nos quedaría pendiente de responder sería: ¿los mojitos son mejores con menta o con hierbabuena?

Tags

Lo Último


Te recomendamos