Aplicaciones

Google Chrome: así puedes eliminar una extensión que contenga un software malicioso

Las extensiones son excelentes herramientas para la navegación de los usuarios.

Google Chrome es el navegador más popular del mundo gracias a sus prácticas funciones, sus sincronización con otros dispositivos y los beneficios que ofrecen sus extensiones.

Sin embargo, a pesar de sus ventajas, el navegador no está libre de virus maliciosos en su plataforma.

Y es que precisamente, una de las fuentes de software maliciosos en el navegador son las extensiones, que muchas veces vienen desarrollado por programadores desconocidos que tienen malas intenciones con su creación.

Para eso, el navegador cuenta con varios mecanismos de seguridad para evitar estos virus que dañan tu experiencia en la navegación por internet.

Gestionar extensiones de Google Chrome

Desde el blog de Google, se explica que al acceder a las configuraciones de las extesiones puedes:

  1. Activar/Desactivar: activa o desactiva la extensión.
  2. Permitir incógnito: en la extensión, haz clic en Detalles. Activa la opción Permitir en modo de incógnito.
  3. Corregir problemas: busca una extensión que esté dañada y haz clic en Reparar. Para confirmar la acción, haz clic en Reparar extensión.
  4. Permitir el acceso a sitios web: en la extensión, haz clic en Detalles. Junto a «Permitir que esta extensión lea y cambie todos los datos de los sitios web que visites», cambia el acceso a sitios web de la extensión a Al hacer clic, En sitios web específicos o En todos los sitios web.

Software malicioso

En el caso de presenciar una posible extensión dañada, puedes realizar las siguientes acciones:

  1. En tu ordenador, abre Chrome.
  2. Arriba a la derecha, haz clic en Más Más y luego Más herramientas y luego Extensiones.
  3. Busca una extensión que esté dañada y haz clic en Reparar. Para confirmar la acción, haz clic en Reparar.

Desinstalar una extensión

En el caso de que la reparación no haya tenido éxito, debes hacer lo siguiente:

A la derecha de la barra de direcciones, busca el icono de la extensión. Haz clic con el botón derecho en el icono y selecciona Desinstalar de Chrome.

Si no ves el icono de la extensión:

  1. En tu ordenador, abre Google Chrome.
  2. Arriba a la derecha, haz clic en Más Más y luego Más herramientas y luego Extensiones.
  3. En la extensión que quieras quitar, haz clic en Quitar.
  4. Para confirmar la acción, haz clic en Quitar.
Tags

Lo Último


Te recomendamos