logo
Ecología 22/03/2021

Call for Code vs. Cambio climático. Hablamos con IBM al respecto

Una iniciativa verde.

Por cuarta vez, IBM realizará su convocatoria Call for Code, un llamado a los desarrolladores y a la comunidad del código abierto para enfrentar el cambio climático.

Su comunicado dice:

Junto con el creador de Call for Code David Clark Cause, Charitable Partner United Nations Human Rights, y la Linux Foundation, IBM (NYSE: IBM) anunciaron hoy el lanzamiento del desafío global Call for Code Global 2021. El concurso de este año invita a los desarrolladores de software e innovadores del mundo a combatir el cambio climático con tecnología de código abierto.

En su cuarto año, la iniciativa Call for Code ha crecido a más de 400.000 desarrolladores y solucionadores de problemas en 179 naciones, y ha generado más de quince mil aplicaciones. Call for Code tiene como objetivo impulsar el progreso humanitario inmediato y duradero en todo el mundo a través de la creación de aplicaciones prácticas basadas en software de código abierto, incluyendo Red Hat OpenShift, IBM Cloud, IBM Watson, IBM Blockchain, datos atmosféricos de IBM’s Weather Company, y recursos para desarrolladores y APIs de socios como Intuit y New Relic.

Sobre esto, hablamos con Claudio Bessa, Head of Build Ecosystem & Developer Advocate IBM Latin America, quien frente a la pregunta sobre qué soluciones en el pasado los tiene orgullosos del resultado, respondió:

Los efectos diarios del cambio climático y especialmente de COVID-19 han revelado las limitaciones de los sistemas que damos por sentado. Esa es la razón por la que Call for Code se enfoca en esos dos desafíos sin precedentes y de alguna manera todas las aplicaciones, creadas a través de este desafio (mas de 15000 aplicaciones desarrolladas) nos inspiran, nos generan orgullo y además nos motivan a seguir aportando la tecnología que es clave para crear sistemas mejores pero también sabemos que necesitamos la experiencia y conocimiento de científicos, rescatistas, profesores y líderes de las comunidades.
Con esos expertos, IBM, junto con participantes del ecosistema de Call for Code, crearon starter kits enfocados en los tipos de problemas que la tecnología y la cooperación comunitaria pueden abordar de forma rápida y así, escalar soluciones donde son más necesitadas.

En estos 4 añoos que se ha realizado CFC te puedo decir que todas las soluciones desarrolladas me dan mucho orgullo porque ella a atacan a problemas reales de nuestra sociedad como desastres naturales que generan huracanes, inundaciones, incendios ente otros y pandemias como Covid-19. Lo más bonito de todo esto es que las soluciones no se quedan solamente en el papel y a través instituciones como David Clark Cause, Naciones Unidas y muchos otros aliados las soluciones son fondeadas y puestas en producción en todos los países que así la necesiten.
En América Latina Call for Code, ha crecido y sumado gran cantidad de desarrolladores, es más Brasil y México están en el top 10 de países que más desarrolladores aportan al desafío.
Uproyecto muy interesante no solo por el desarrollo en si sino por la situación que vivimos en este momento,  es lo de Kairos App, con el objetivo de ayudar durante la pandemia de COVID-19, a empresas a través de su App a seguir las directrices de distanciamiento social para reabrir sus estabelecimientos utilizando modelos matemáticos, la aplicación permite a las empresas saber cuántas personas visitaron su ubicación y planificar mejor los recursos para acomodar a los clientes.
Kairos cambio a Kuppo: (cambio de nombre)
https://kuppo.co/

A la vez, aprovechamos de pasar a IBM por “la prueba de la blancura” y les preguntamos qué han hecho ellos para reducir su huella de carbono o volverse verdes:

IBM ha anunciado en febrero pasado que alcanzará las cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2030 para avanzar en el trabajo que durante décadas ha realizado para hacer frente a la crisis climática global. La compañía cumplirá este objetivo al priorizar las reducciones actuales en sus emisiones, los esfuerzos de eficiencia energética y el aumento del uso de energía limpia en los másde 175 países donde opera.
Para alcanzar este logro de cero emisiones netas, IBM va a:

•Reducir en 65% sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2025 frente a 2010 como año base. Lo más importante en la lucha contra el cambio climático es realmente reducir las emisiones. El logro de la compañía de alcanzar cero emisiones netas está acompañado por un objetivo numérico específico para las emisiones residuales que es probable que permanezcan después que IBM haya hecho primero todo lo que pueda en sus operaciones para reducirlas.

•Procurar que el75% de la electricidad que consume a nivel mundial sea de fuentes renovablespara 2025, y del90% para 2030.

•Utilizar tecnologías viables, como la captura de carbono (en o hacia 2030) para eliminar las emisiones en una cantidad igual o superior al nivel delas emisiones residuales de IBM.

El compromiso de IBM en alcanzar cero emisiones netastambién establece objetivos a corto plazo para impulsar la responsabilidad y el progreso actualmente. Es transparente en términos de cómo la compañía calcula e informa el uso de energía renovable. Por ejemplo, la meta de IBM está basada en la energía que la empresa puede consumirrealmente, no en la compra de certificados de energía renovableno relacionados.

Como parte del compromiso de IBM con la sostenibilidad y suenfoque en la aplicación de la ciencia y tecnología para resolver los principales desafíos de la sociedad, IBM Research lanzó la iniciativa Futuro del clima, diseñada para acelerar el descubrimiento de soluciones que abordan los impactos del clima cambiante. Utilizando una combinación de inteligencia artificial, nube híbrida y computación cuántica, los investigadores de IBM están trabajando con clientes y aliados para aplicar ciencia a los problemas complejos relacionados al clima, como la creciente huella de carbono global de las cargas de trabajo en la nube y los centros de datos, métodos para modelar y evaluar con precisión el riesgo de entornos cambiantesy patrones climáticos, y el desarrollo de nuevos polímeros, membranas y materiales que puedan capturar y absorber carbono en el origen de las emisiones.

El fomento de IBM por la sostenibilidad medioambiental se remonta a décadas atrás, con su primera declaración de política ambiental corporativa emitida en 1971. Desde 1990, IBM ha revelado su desempeño en la gestión de residuos, la conservación de energía, el uso de electricidad renovable, la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y el desarrollo de soluciones innovadoras en un Informe Ambiental Corporativo anual. En 2007, IBM manifestó públicamente su posición sobre el cambio climático, diciendo que “el cambio climático es una seria preocupación que justifica una acción significativa a nivel mundial para estabilizar la concentración atmosférica de gases de efecto invernadero”. La compañía apoyó el Acuerdo de París en 2015, y en 2017 reiteró públicamente su apoyo a EE.UU. para seguir siendo una parte en él. En 2019, IBM se convirtió en miembro fundador del Consejo de Liderazgo Climático, y apoya plenamente su plan bipartita para un impuesto al carbono con el 100% de los ingresos netos pagados a los ciudadanos como dividendo de carbono.

Para más información sobre el nuevo Call for Code, haga click aquí.