logo
/ Adicción a los celulares.
Estudios 16/03/2021

La adicción a los celulares puede afectar tus dientes de esta manera

Para muchas personas parece difícil poder vivir sin la pantalla de su teléfono inteligente en el rostro. La adicción a los celulares, aunque no sea tratada por expertos, puede generar ansiedad e, incluso, daños a los dientes.

En Israel, la Universidad de Tel Aviv ha estudiado el comportamiento de 600 personas con teléfonos inteligentes comunes con los de los llamados teléfonos kosher.

¿Qué son los teléfonos kosher? Son los que no cuentan con aplicaciones populares. Solo sirven para llamar y, si acaso, acceder a Internet. La palabra kosher es un adjetivo que significa “apropiado”, por lo que cumple con las leyes toraicas y talmúdicas.

En el caso de los teléfonos, lo kosher constituye una extensión: al no tener las aplicaciones populares, las personas pueden cumplir con sus obligaciones religiosas. De allí, el origen.

Con ello eliminan distracciones como el WhatsApp, Instagram o Facebook.

Algunos resultados de la investigación sobre la adicción a los celulares

Los investigadores de la Universidad de Tel Aviv evaluaron a los usuarios de teléfonos comunes y los kosher. Hubo algo que destacó: una cuarta parte de los usuarios comunes rechinaban los dientes durante el día, mientras que solo el 6% de los kosher lo hacían.

En esto se basan los científicos para determinar que la ansiedad de los primeros es superior a la de los segundos.

Adicción a los celulares.
Adicción a los celulares.

Otro resultado de la comparación: los usuarios comunes no duermen tan bien como los de los teléfonos kosher. Un 20% de los dueños de celulares tradicionales se despierta durante la noche.

El 50% de los voluntarios siente que su teléfono tradicional le causa un nivel moderado a alto de estrés de forma regular. Mientras, solo el 20% de los dueños de teléfonos kosher consideran lo mismo.

Y esto es clave: entre los usuarios regulares, el 29% reportó dolor en la mandíbula como símbolo de la ansiedad, por 14% de los kosher.

La voz de los expertos de la Universidad de Tel Aviv

“La gente está constantemente usando sus teléfonos porque hay preocupación de que se pierda algo”, señaló la doctora Pessia Friedman-Rubin al Times of Israel. “Comprueban su WhatsApp, Facebook y otras aplicaciones en todo momento”.

“Hay patrones claros que muestran que cuanto más usas tu teléfono inteligente más probabilidades tienes de lastimarte por dolor en la mandíbula, rechinar los dientes y despertarte por la noche”.

Según la doctora Friedman-Rubin, “esto crea un ciclo de creciente dependencia de los teléfonos inteligentes”. La adicción a los celulares conduce al estrés y la ansiedad.

“Es la sensación de que alguien podría escribirte algo en las redes sociales, que lo extrañarás y no estarás en el bucle”, considera la experta.

En Inglaterra también estudiaron los efectos de la adicción a los celulares

A principios de marzo de este año, el King’s College de Londres publicó un estudio sobre la adicción a los celulares. El 39% de 1.043 personas encuestadas indicó que la padecen, traducida en falta de sueño y ansiedad.

Adicción a los celulares.
Adicción a los celulares.

“Los teléfonos inteligentes se están convirtiendo cada vez más en parte indispensable de nuestra vida cotidiana”, había indicado Samantha Sohn en el estudio publicado en Frontiers in Psichiatry.

“El impacto de la calidad del sueño y la adicción a los celulares se debe a la cantidad de tiempo de uso”, señaló otro de los investigadores, Ben Carter. “Esto podría ayudar a los médicos a tratar a niños y adultos con dificultades para dormir sobre cómo identifican el uso problemático”.