Sociedad

El mejor amigo por “toda la vida”: en América, los perros son tan antiguos como el ser humano

De acuerdo con investigadores ingleses, los primeros habitantes de América llegaron con sus propios perros, entrando desde la actual Siberia.

Los primeros habitantes de América no llegaron solos: trajeron a sus perros. Hace más de 15 mil años, cuando estas personas cruzaron el actual Estrecho de Bering desde Siberia, lo hicieron acompañados por sus canes.

Un mejor amigo por “toda la vida”.

De acuerdo con investigadores de la Universidad de Durham, estos primeros colonizadores llegaron con perros ya domesticados. Los científicos sugieren que la domesticación de canes en el actual territorio siberiano ocurrió hace más de 23 mil años.

La gente y sus perros viajaron hacia el oeste, en el resto de Eurasia, y hacia el este, en la actual América.

“La domesticación de perros que ocurre en Siberia responde a muchas de las preguntas que siempre hemos tenido sobre los orígenes de la relación hombre-perro”, señala la profesora Angela Perri, del Departamento de Arqueología de Durham.

“Al armar las piezas del rompecabezas de la arqueología, la genética y el tiempo, vemos una imagen mucho más clara. Los perros están siendo domesticados en Siberia y luego se dispersan desde allí hasta América y el resto del mundo”.

 

Así comenzó una «amistad eterna» entre los seres humanos y los perros

Las duras condiciones climáticas en la actual Siberia obligaron a sus pobladores a coexistir con los canes en la búsqueda de presas para alimentarse. En aquel momento la zona era extremadamente fría y seca.

Pero la situación se complicó aún más y estas personas, en lugar de quedarse, emigraron hacia zonas más tolerables climáticamente. Pero no lo hicieron solas, sino con sus nuevos “amigos”: los perros.

“Pueden haber sido parte de su repertorio cultural tanto como las herramientas de piedra que llevaban”, considera David Meltzer, arqueólogo de la Universidad Metodista del Sur.

Los hallazgos de los investigadores se encuentran en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Para leer más acerca del tema, puedes ingresar en el siguiente vínculo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos