Estudio revela que los varones que actúan de forma agresiva, para demostrar su masculinidad, tienen la hombría más frágil

Estudio revela que los varones que actúan de forma agresiva, para demostrar su masculinidad, tienen la hombría más frágil

Demostraron la agresividad en varios aspectos de la vida y el resultado fue el mismo.

La masculinidad es una condición que no está atada a las actividades que realice un hombre, según las creencias convencionales. Esto es algo que la cultura popular debería tener claro. Sin embargo, en ocasiones es necesario aclararlo en un estudio científico. Entonces, fue precisamente lo que realizó la Universidad de Duke, en Carolina del Norte (USA).

Los investigadores norteamericanos, con los datos recabados, determinaron una conclusión que quizás no guste a muchos. "Los hombres que responden agresivamente, cuando ven que se amenaza su hombría, son quienes tienen una frágil masculinidad", reseñó Daily Mail.

El instituto universitario norteamericano dividió su estudio en dos partes. En primer lugar, encuestaron a 195 estudiantes de pregrado en su institución. Y después eligieron un grupo aleatorio de 391 hombres de entre 18 y 56 años.

Hombre Violento

Los niveles de masculinidad

Los niveles más frágiles de masculinidad se registraron en hombres jóvenes que dependen de la presión social u opinión de los demás. Estos, se vuelven más agresivos cuando más presión social sienten. Expresan en el estudio que se ven obligados a cumplir con estrictas normas de género.

Entre las actitudes más comunes, de este tipo de personas, se identifican comportamientos que se ven a diario en la sociedad. "La violencia de los hombres, el terrorismo, la violencia contra las mujeres, la agresión política: la masculinidad frágil puede explicar muchos de estos", dice Adam Stanaland, autor principal del estudio.

En las encuestas se les hizo varias preguntas referentes a estereotipos varoniles como reparación de autos o deportes. Después se les dieron dos tipos de respuestas a dos grupos distintos. A unos les dijeron que eran menos masculinos que el hombre común y a otros les dijeron que superaban el promedio.

Entonces, después de darle las respuestas los colocaron a completar fragmentos de palabras con letras faltantes. Entre quienes recibieron puntuaciones bajas, se mostraron agresivos y descontentos por los resultados. A este porcentaje se identificó con la calificación de masculinidad frágil.

Sin embargo, también existió un grupo, de los que se les dijo que tenían un bajo nivel varonil, que no cambiaron su forma de actuar. Incluso, hubo a quienes les pareció gracioso el resultado.