Ciencia: ¿qué pasa si tomo paracetamol con café?

Ciencia: ¿qué pasa si tomo paracetamol con café?

Los medicamentos que tomamos pueden tener interacciones con lo que comemos o bebemos

Tal vez hoy amaneciste con dolor de cabeza y te tomaste un paracetamol, pero también quisieras tomarte tu café matutino, ¿estará bien que lo hagas?

En la farmacia

El paracetamol o acetaminofén es un medicamento analgésico y antipirético: eso quiere decir que alivia el dolor y baja la fiebre.

Probablemente lo tengas en tu botiquín porque en general es un medicamento de venta libre: se puede conseguir sin receta médica y es uno de los analgésicos más usados para dolores moderados.

Es común que recurramos a él en caso de dolores de cabeza leves e incluso en algunos casos tiene efecto en dolores más severos como la migraña.

Este compuesto orgánico fue sintetizado a finales del siglo XIX en Alemania, y aunque se reconocieron sus propiedades farmacológicas pasaron varias décadas para que llegara a las farmacias: en los 1950 fue cuando se empezó a comercializar como analgésico.

En general es seguro si se toma en las dosis indicadas y es una buena alternativa frente a otros analgésicos: no causa problemas gastrointestinales asociados a hemorragias, como suele pasar con la aspirina, y las personas que no toleran este otro analgésico pueden tomar paracetamol con seguridad.

El ISP entrega detalles de como funcionará mecanismo para comprar medicamentos en el extranjero

En la cafetería

Entonces te tomaste ese paracetamol incluso parece que ya está haciendo efecto, te sientes de mejor humor y quieres un café.

Hay que recordar que el principio activo del café, la sustancia que nos hace sentir más alertas y una de las razones por las que volvemos a él todos los días es la cafeína: la droga legal más consumida del mundo.

Una droga es cualquier sustancia que interactúa con el organismo causando un efecto, no forzosamente una adicción, así tanto la cafeína como el paracetamol son drogas.

Pero así como causan un efecto en el cuerpo estas dos sustancias químicas podrían interactuar si las consumimos juntas, ¿o no?

Lo que sabemos es que la cafeína en general hace que el efecto del paracetamol sea más largo y duradero, es decir que aumenta su capacidad analgésica.

Eso ocurre también con otros analgésicos como la aspirina y el ibuprofeno, incluso es común que encontremos presentaciones comerciales de esos medicamentos que incluyen los dos principios activos: el analgésico y la cafeína.

En general la cantidad de cafeína contenida en una de esas pastillas o comprimidos, equivale a la que consumirías en una taza de café, así que si tomaste un paracetamol y luego tomas café, tal vez no pase nada, o tal vez te sientas mejor más pronto.

Cafe

Consulte a su médico

Pero debes tener mucho cuidado: si tomaste paracetamol que ya está combinado con cafeína, entonces estarás tomando una dosis mayor y eso no siempre podría resultar bien, porque la cantidad de cafeína en un medicamento está medida con precisión para buscar el efecto deseado, y si tomas café están aumentando la dosis sin mucho control.

Así que aunque no será nada grave si un día te tomas un paracetamol y luego un café, en todo caso si quieres el efecto combinado, mejor regresa a la farmacia y busca un analgésico que contenga cafeína.

Y no olvides que con esto y con cualquier otra duda que tengas sobre tu salud y los medicamentos, lo mejor será siempre consultar a un médico.