Ciencia: esta es la verdadera diferencia entre las manzanas verdes y rojas

Ciencia: esta es la verdadera diferencia entre las manzanas verdes y rojas

¿Hay alguna que sea mejor o solo es cuestión de gustos?

Hay un dicho en inglés, que dice algo como “una manzana al día mantiene al doctor en la lejanía”, haciendo énfasis en los beneficios a la salud de las manzanas, pero, ¿se refiere a manzanas verdes o rojas?

Diferentes pero iguales

Las manzanas son el fruto del manzano común, Malus domestica, descendiente europeo de una especie silvestre originaria de Asia, Malus sieversii.

Todas las manzanas pertenecen a la misma especie, pero con solo ir al supermercado podemos notar la existencia de muchas que se ven diferentes: verdes, amarillas, rojas, rojas con amarillo.

Pero todas ellas son Malus domestica: contienen prácticamente el mismo conjunto de aproximadamente 42,000 genes. Que por cierto son más que los 30,000 que existen en el genoma humano.

Esas manzanas diferentes son variedades: plantas de una especie seleccionadas artificialmente para obtener ciertas características, por ejemplo tener plantas que crezcan en climas más fríos o que den frutos más dulces.

Se estima que existen unas 7,500 variedades de manzana, de todas esas, algunas nos resultan más familiares: la Golden Delicious, que es amarilla; la Red Delicious, que es roja; la Gala con rayas rojas y la Granny Smith, que es verde.

Manzana

Manzanas internacionales

Tal vez ustedes tengan preferencia por alguna de esas variedades, o incluso alguna otra, y si han probado varias manzanas, podrán notar que existen más diferencias que el color de sus cáscaras.

Las manzanas verdes, Granny Smith, son más ácidas, jugosas y crujientes al morderlas. Esta variedad fue creada en Australia en 1868, por Maria Ann Smith, una horticultora británica que hizo un híbrido entre un árbol de manzano silvestre y el doméstico.

El tipo de manzanas rojas más conocidas, las Red Delicious, son una variedad desarrollada en EE. UU. en 1880: son más dulces que las Granny Smith y aunque también son jugosas, son más suaves, aunque crujen mucho al morderlas, pero eso porque su piel es más gruesa.

Estas diferencias de sabor y consistencia de las manzanas tienen implicaciones gastronómicas: las verdes se usan más en recetas donde se horneen o cocinen, mientras que es mejor comer las rojas sin cocinar.

Manzana verde

¿Verde o roja?

Pero además de eso, podríamos preguntarnos si hay alguna diferencia nutricional entre las variedades de manzanas.

Si una manzana es más dulce quiere decir que contiene más azúcares: eso nos indica que las rojas tienen un poco más de carbohidratos que las verdes.

Las manzanas rojas por su parte tienen más compuestos que pueden actuar como antioxidantes: las antocianinas que dan color a su piel, pero entonces si quieren consumirlos, deben comer las manzanas sin pelar.

Eso está bien porque eso les dará una mayor dosis de fibra, que es buena para su digestión, pero en ese aspecto las manzanas verdes tienen un mayor contenido de fibra que las rojas.

A final de cuentas no es que una manzana sea mucho mejor que la otra, porque estas variaciones son mínimas y así que elijan la manzana que prefieran, de cualquier forma les ayudará a estar saludables.