Ciencia: estas cinco verduras en realidad son frutas y seguramente no lo sabías

Ciencia: estas cinco verduras en realidad son frutas y seguramente no lo sabías

Pero aquí encontrarás la razón por la que puedes seguir llamándolas verduras

“Come frutas y verduras” es una recomendación muy buena para una alimentación saludable, pero, ¿sabemos en realidad qué es una fruta y qué es una verdura?

Flores y frutos

Desde el punto de vista de la botánica una fruta es la estructura que protege las semillas de una planta: corresponde a uno de los pasos del ciclo reproductivo de las plantas con flores, por eso para evitar ambigüedades a veces se prefiere usar el término fruto.

Desde el punto de vista gastronómico, consideramos frutas a esos frutos que tienen un sabor dulce, como las manzanas, o ácido, como los limones.

Así que existen otros frutos, que por sus características de sabor y su uso en la comida los hemos clasificado como verduras. He aquí cinco ejemplos.

Tomates

Es el fruto de la planta Solanum lycopersicum: si cortan uno verán dentro semillas, muchas de ellas que dejan muy claro que el tomate -o jitomate como se conoce en México- botánicamente es una fruta.

Pero dado que su contenido en azúcares es más bajo y su sabor es ácido, pero no agridulce, así que para fines culinarios cotidianos lo consideramos una verdura.

Tomate

Berenjenas

Tal vez no lo habías pensado, pero las berenjenas son de la misma familia que los tomates, las solanáceas, en este caso son el fruto de la planta Solanum melongena.

Aunque las semillas aquí son menos notables, si alguna vez has comido berenjena puedes notar algunas en el centro. La próxima vez fíjate y verás que hasta tienen un patrón de acomodo similar al que tienen las semillas del tomate.

Chiles y pimientos

Los chiles picantes y muchos pimientos, están emparentados con los tomates y las berenjenas pertenecen también a las solanáceas, aunque están en otra rama de esa familia: las especies picantes son parte del género Capsicum.

Por supuesto que los chiles y pimientos también tienen semillas, muchas y justamente los que son picantes, es porque en sus semillas contienen un compuesto que resulta muy irritante: la capsaicina.

Por supuesto, su sabor es lo que hace que estos vegetales, que bien podríamos llamar “frutas”, queden en otra categoría gastronómica.

Pepinos

No están emparentados con ninguno de los frutos anteriores, pero sí con los melones y sandías, pues todos ellos son parte de la familia de las cucurbitáceas.

La planta Cucumis sativus es la que da como frutos los pepinos, a los que por su sabor poco dulce, usamos más en ensaladas y los consideramos verduras.

palta aguacate

Aguacates

También llamados paltas, son el fruto de la Persea americana, que en este caso contiene una semilla única y muy grande.

Gastronómicamente los aguacates se usan más en platillos salados como el guacamole en México o como acompañamiento de otros alimentos salados, como los completos (hot dogs) en Chile. Aunque también hay algunos lugares donde es común usarlo en postres, como en Brasil.

Ahora ya saben que cualquier vegetal con semillas botánicamente es una fruta, aunque de manera cotidiana por el uso que les damos en la cocina, podemos llamarlos verduras. Lo que importa es que, sin importar su clasificación, los incluyamos en nuestra dieta diaria.