Estudios

Increíble pero cierto: un equipo científico enseña a cuatro cerdos a jugar videojuegos

El experimento sirve para entender como trabaja la mente de los animales. Saben que al ejecutar un comando hay una consecuencia.

Un equipo de científicos estadounidenses celebran el éxito de un experimento impresionante. Después de un extenso estudio lograron enseñar a cuatro cerdos a jugar videojuegos con un joystick. Los cuadrúpedos no te van a pasar en dos días The Last of Us, no hay que ser exagerados. Pero si lograron entender que ejecutar un comando tiene una consecuencia.

Por lo tanto, eso dice mucho sobre como trabaja su mente y la manera en que se comportan. Además, debería cambiar el modo en el que el ser humano se comunica con ellos.

El estudio fue publicado en la revista científica Frontiers. Es uno de los primeros experimentos que involucra animales que no son monos, manipulando tecnología. El proyecto fue avanzando con pasos muy lentos, pero seguros a medida que iban teniendo pequeñas victorias.

Constó de varias fases en las que fueron imprimiendo enseñanzas en los mamíferos. En primer lugar, les enseñaron a acercarse a manipular el joystick, en frente de un monitor. Después integraron el aprendizaje de que moviendo la palanca digital, podrían mover un cursor en la pantalla. Y finalmente tenían que cumplir cuatro objetivos que fue simplemente pegar el cursor en las cuatro paredes de la pantalla.

Los cerdos gamers

Explicaron los investigadores que los cuatro cerdos cumplieron con las tareas muy por encima de sus expectativas. Lo que les hace llegar a la conclusión de que el animal entiende la dinámica del videojuego, reseñó Slash Gear.

Los autores de esta investigación ya sabían, por otros experimentos, que los cerdos eran capaces de atender diferentes comandos de voz ejecutados por los humanos. Entre algunos de esos comandos resaltan «Ven» o «Siéntate», comparables con los perros. Sin embargo, los nuevos hallazgos abren un nuevo mundo de preguntas sobre los mamíferos. ¿Qué más podrían aprender?

La Dra. Candace Croney, profesora de la Universidad Purdue y Sarah T. Boysen, conocida por su trabajo sobre la cognición de los chimpancés, fueron las autoras del estudio.

No es poca cosa para un animal comprender el concepto de que el comportamiento que está realizando tiene un efecto en otra parte. El hecho de que los cerdos puedan hacer esto en cualquier grado debería hacernos reflexionar sobre qué más son capaces de aprender y cómo dicho aprendizaje puede afectarlos», dijeron en su artículo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos