logo
/ Getty Images.
Política 03/02/2021

¿Censuran a los conservadores en redes sociales? No, según estos investigadores

Un informe de la Universidad de Nueva York desmiente que existe un sesgo anti conservador en las redes sociales.

Durante los días posteriores al ataque al Congreso de Estados Unidos miles de cuentas de Twitter fueron suspendidas permanentemente. Incluida, claro está, la del entonces presidente Donald Trump. Las redes sociales castigaron la posición de Trump como instigador del asalto.

A raíz de esto, se habla que las redes han censurado y reprimido sistemáticamente a los conservadores. Twitter, Facebook, YouTube… todas sancionaron al ex presidente, de una u otra forma.

Trump fue silenciado por las redes sociales tras los hechos de violencia del 6 de enero en Estados Unidos.

Pero un informe de la Universidad de Nueva York desmiente que exista un esfuerzo generalizado contra la derecha. “Es parte de una campaña de desinformación aún más amplia”, señaló Paul Barrett, autor principal del informe, en entrevista con The Verge.

“Este es el tema obvio post Trump: lo estamos viendo en Fox News, escuchándolo de los lugartenientes de Trump, y creo que continuará indefinidamente”, añadió.

“En lugar de que esto terminara tras la salida de Trump, solo se está volviendo más intenso”.

 

La evolución de la moderación de las redes sociales en 2020-21

El informe de la Universidad de Nueva York analizó datos de las plataformas de análisis CrowdTangle y NewsWhip, entre otros. Según estos, las cuentas conservadoras dominan las redes sociales.

“No hay evidencia que respalde la llamada “retórica anticonservadora”, apuntó Barrett.

El 2020 resultó clave para que las redes se colocaran “los pantalones largos”, estableciendo políticas de mayor responsabilidad.

Violencia en el Capitolio de Estados Unidos.

Ayudaron a bloquear informaciones falsas acerca del coronavirus. Luego, tras el asalto al Congreso y el creciente clima de violencia hicieron lo propio con las cuentas que estimulaban el discurso del “robo electoral”.

No obstante, los investigadores reconocieron que las redes sociales pueden mejorar en cuanto al uso de su política.

  • Divulgar de mejor forma las causas de moderación de contenido.
  • Contratar a más moderadores humanos, disminuyendo el uso del algoritmo.
  • El trabajo constante del Congreso y la Casa Blanca con empresas tecnológicas.