logo
Ciencia 18/02/2021

Perseverance: ¿cómo un robot de más de mil kilogramos logró viajar al espacio y cómo será su complicado aterrizaje?

La NASA lleva un nuevo rover hacia la superficie de Marte.

En cuestiones de minutos la NASA completará la primera parte de una de sus misiones espaciales más ambiciosas de la historia. El Perseverance llega a la órbita de Marte e intentará aterrizar sus instrumentos en el planeta rojo. El proyecto inició hace décadas y se comenzó a materializar el pasado 30 de julio. Entonces, siete meses después vivirá su momento más complicado.

La transmisión en vivo, en las diferentes plataformas de la NASA ya comenzó. En caso de que quieras ser parte de ella, ingresa en este enlace. Allí tienes varias opciones en inglés y en español.

Este proyecto de la NASA, bandera del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) rompe nuevas barreras en el mundo de la ciencia. En primer lugar, Perseverance lleva a Ingenuity. Este es un pequeño dron o helicóptero que volará los cielos de Marte. Será el primer vehículo volador en explorar otro planeta.

Además, una de las misiones principales, es la integración de su espectrómetro de rayos X. Un instrumento con el que intentan determinar si existió vida en un pasado muy lejano, dentro de Marte.

Perseverance y su largo camino a Marte

Desde su salida de la base de la NASA en Cabo Cañaveral, la sonda espacial recorrió unos 480 millones de kilómetros. Fue un transporte de mil kilogramos que sirvió de experimento para las futuras misiones tripuladas.

 

Sin embargo, lo más difícil ocurrirá este jueves: su aterrizaje. Perseverance ingresará a la atmósfera de Marte a una velocidad de 20.000 km/h. Cuenta con un escudo térmico que lo protegerá del calor y que al mismo tiempo envía la señal para que se despliegue el paracaídas, explica France24.

 

Después se despegará del paracaídas y con la ayuda de ocho motores distribuidos a sus costados, hará el descenso para tocar superficie. Una vez que esté en el suelo desplegará sus ruedas para comenzar a transitar los terrenos de su nuevo hogar.

En caso de que esta parte de la misión sea exitosa, de inmediato los científicos podrán recibir las primeras visuales de las cámaras del dispositivo. Finalmente, también se hará la prueba del dron, para certificar que los instrumentos están óptimos.