Xiaomi se refiere oficialmente al conflicto con Estados Unidos y su Departamento de Defensa

Xiaomi se refiere oficialmente al conflicto con Estados Unidos y su Departamento de Defensa

Aseguran no estar afiliados al ejército chino.

Después de que el Departamento de Defensa estadounidense puso a Xiaomi en su lista negra, la marca sale a aclarar sobre las graves acusaciones que les caen encima.

Si en un principio parecía tener un efecto similar a lo que sucedió con Huawei, hemos sido raudos en aclarar que la lista negra del Departamento de Defensa impide la inversión estadounidense, lo que podría ser peor incluso que lo que sufre el otro gigante chino al tener prohibición de trabajar con marcas norteamericanas.

Hace no mucho, Qualcomm, que es uno de los mayores actores en materia de procesadores móviles puso sus fichas en Xiaomi y desde noviembre ese dinero no estará disponible, al menos por ley.

Estar en la lista de entidades del Pentágono significa que, para Estados Unidos, Xiaomi es una "Compañía Militar Comunista China", y esto es lo que dicen al respecto en su último comunicado emitido hoy:

Queridos compañeros y Mi Fans,

La compañía notó que el Departamento de Defensa de los Estados Unidos publicó un comunicado de prensa el 14 de enero de 2021 (hora de EE. UU.) Agregando a la Compañía a la lista de entidades calificadas preparada en respuesta a la sección 1237 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal 1999 (el "NDAA").

La compañía ha cumplido con la ley y operado en cumplimiento de las leyes y reglamentos de jurisdicciones pertinentes donde realiza sus negocios. La compañía reitera que proporciona productos y servicios para uso civil y comercial.

La compañía confirma que no es propiedad, ni está controlada ni afiliada al ejército chino, y no es una 'Compañía Militar Comunista China' definida en la NDAA [Ley de Autorización de Defensa Nacional]. La compañía tomará el curso de acciones adecuado para proteger los intereses de la misma y sus accionistas.

La compañía publicará más información en el momento apropiado.

Es un escenario de terror para los intereses de la compañía y la posición del presidente entrante, Joe Biden, parecieran ni diferir mucho de las de Trump en temas de la guerra comercial con China.

De todas maneras habrá que estar atento a ver cómo se desarrollan los eventos de aquí hasta noviembre, donde se debe poner en marcha el freno bursátil estadounidense.