El telescopio chino FAST prestará servicios internacionales desde abril

El telescopio chino FAST prestará servicios internacionales desde abril

Este telescopio chino es el sucesor del de Arecibo, que se destruyó en 2020 debido al paso de los huracanes en Puerto Rico.

El telescopio chino FAST comenzará sus operaciones internacionales desde abril, según informaron las autoridades del país. Este es, por tamaño, el sucesor del Telescopio de Arecibo, destruido en 2020 por el paso de los huracanes por Puerto Rico.

Los astrónomos extranjeros contarán con el 10% del tiempo de operaciones del FAST (Radio Telescopio Esférico de Apertura, por sus siglas en inglés).

Denominado “Ojo del cielo” por sus creadores, inició sus servicios desde el 11 de enero de 2020 para los astrónomos chinos. Su utilidad principal ha sido la de detectar púlsares y otros objetivos astronómicos.

Pero, como el Telescopio de Arecibo, también se usará en algunos momentos para la búsqueda de vida extraterrestre.

 

Así podrán optar los astrónomos internacionales al uso del telescopio FAST

¿Cómo podrán hacer los investigadores foráneos para utilizar el telescopio chino FAST? Deben presentar en línea su solicitud a los Observatorios Astronómicos Nacionales de China.

Telescopio FAST

De acuerdo con la agencia de noticias china Xinhua, tras la revisión de las solicitudes el tiempo de observación será hasta el 1 de agosto de 2020. Recordemos que los astrónomos internacionales solo tendrán el 10% del tiempo de observación.

Entre los hallazgos que ha realizado el telescopio FAST está el de un púlsar de milisegundos que gira mucho más rápido que los púlsares normales. Lo hace a 18.990 revoluciones por minutos.

 

Sus características

El aparato chino cuenta con un diámetro de 500 metros. Se encuentra en un área de 196 mil metros cuadrados en la provincia de Guizhou, al suroeste de China.

Fue comenzado a construir en septiembre de 2016 y, como ya hemos indicado, puesto en servicio desde 2020. Para su creación, el Gobierno chino requirió el aproximado a 180 millones de dólares.

El destruido observatorio de Arecibo medía hasta 305 metros.