logo
Entretenimiento 27/01/2021

Neon Genesis Evangelion: sismo en la Antártida alerta a fanáticos de un posible Apocalipsis

Fanáticos de Neon Genesis Evangelion se comenzaron a asustar gracias al sismo ocurrido en la Antártida que ocurrió este 2021. Pero ¿Por qué?

Neon Genesis Evangelion ha creado toda una base de seguidores que on dejarán de amarlo y verlo mientras tengan vida. Sinceramente yo soy uno de ellos, y es que es imposible no amar el anime, pues desde el inicio logra cambiar toda la perspectiva que hasta ese momento teníamos sobre el anime, sus historias y sus protagonistas.

Algunos años después podemos darnos cuenta que la serie es tan buena que sigue dando de qué hablar, en especial cuando hablamos de un sismo que ocurrió en la vida real. ¿Qué tiene de especial ese sismo? Sencillo: ocurrió en la Antártida.

Cuidado con el segundo impacto

Para quienes vieron la serie no se les hará extraño saber porque es que la gente pensó en Evangelion cuando se enteraron del sismo en la Antártida, pero a quienes no entiendan el contexto, se los haremos saber.

Resulta que la humanidad se ha enfrentado ya a dos impactos cuando la serie da inicio. Los impactos son los sucesos que, básicamente, podrían considerarse como el Apocalipsis mismo.

Evangelion sismo Antártida

El segundo impacto es el que nos interesa aquí, pues este ocurrió gracias a un meteorito que cayó sobre la Tierra y derritió la Antártida, elevando los niveles del mar y cambiando el eje de la Tierra. Esto llevó a que la mitad de la humanidad perdiera la vida.

El motivo real de la explosión, sin embargo, se revela en un documento durante el episodio 7, en donde podemos ver rápidamente que se confirma que los causantes de la explosión fue SEELE, quienes mandaron una expedición para hacer contacto con Adán, el extraño ser que se encontraba en las profundidades del continente. El problema es que, al hacer contacto, Adán despertó y creó un anti campo AT que terminó por causar la explosión que sería recordada por siempre.

Afortunadamente, en la vida real no ocurrió tal cosa y el único enemigo del que debemos preocuparnos es del maldito virus COVID-19.