logo
 /
Estudios 06/01/2021

Un corazón sano puede ser clave para evitar la demencia, según estudios

La llamada rigidez arterial, que afecta al corazón, parece tener influencia en la demencia en la tercera edad.

El surgimiento de la demencia puede tener un factor clave en el corazón, según estudios.

Mantener el corazón sano y reducir la rigidez arterial son determinantes para prevenir condiciones como la demencia. Los estudios que llevan a esta conclusión fueron realizados por la Universidad de Oxford y el University College de Londres.

Demencia

La investigación se realizó en 542 adultos mayores y fue publicada en PLOS Medicine. El objetivo del estudio es tanto el corazón como la aorta, la arteria más grande del cuerpo.

Con el paso del tiempo, esta arteria se vuelve más rígida. Según el equipo de investigadores británicos, mientras más rápido ocurre el endurecimiento aórtico aumenta el riesgo de una mala salud cerebral.

El suministro de sangre al cerebro se hace menor, generando una conectividad estructural reducida entre distintas regiones cerebrales.

 

La demencia y otras enfermedades neurodegenerativas pudieran ser influenciadas por el corazón

“Es un marcador temprano de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer”, apuntó Sana Suri.

La doctora Suri es investigadora de la Sociedad de Alzheimer en el Departamento de Psiquiatría en Oxford.

“Prevenir estos cambios reduciendo o ralentizando el endurecimiento de los grandes vasos sanguíneos de nuestro cuerpo puede ser una forma de mantener la salud y la memoria del cerebro”, señala Suri.

Corazón

La presión arterial alta, la diabetes y otras enfermedades vasculares pueden acelerar el endurecimiento de las arterias.

¿Cómo prevenirlo? Con tratamientos médicos, una mejor dieta alimenticia y el hacer ejercicios.

Según el doctor Richard Oakley, investigador de la Sociedad de Alzheimer, el número de personas con demencia aumentará a un millón para 2025.