logo
 /
Ciencia 20/01/2021

2020 fue el segundo año más caluroso de la década

En el futuro cercano, el año anterior será recordado por muchas cosas, ahora sabemos que también por sus altas temperaturas

Todos extrañamos la vida antes de la pandemia y muchas veces la nostalgia nos lleva a los primeros meses de 2020, pero aceptémoslo, el año no había empezado muy bien, por ejemplo en Australia había una serie de incendios devastadores.

No era necesario que tomáramos eso como un mal augurio, sino como una señal de que el clima de la Tierra seguía por el camino que ha llevado en los últimos años: el calentamiento global.

Tiempo y clima

¿Cómo va a estar el clima hoy? Es una pregunta que comúnmente hacemos, pero en realidad cuando la hacemos nos estamos refiriendo al tiempo atmosférico.

En el lenguaje cotidiano usamos de manera indistinta tiempo y clima, pero para los meteorólogos esos términos se refieren a cosas que están relacionadas, aunque son diferentes.

El tiempo atmosférico es el conjunto de condiciones específicas de la atmósfera, temperatura y presión, en un lugar determinado, por ejemplo: la Ciudad de México; y en un periodo de tiempo corto, por ejemplo mañana 20 de enero.

El clima por otro lado, son esas condiciones de la atmósfera, pero por periodos tan largos de tiempo como décadas.

Cuando decimos que el clima de la Tierra está cambiando es porque tenemos referencias de cómo es ahora respecto a muchos, muchos años atrás, incluso siglos.

La emisión del nuevo episodio de 'Attack on Titan' fue aplazado por condiciones climáticas

Clima cambiante

El tiempo atmosférico se mide de un día a otro, así que puede ser totalmente cambiante: ayer hizo mucho frío y estuvo nublado, luego tuvimos viento, y hoy tuvimos un día despejado e incluso caluroso; eso es muy normal.

Pero que el clima sea notablemente cambiante, representa un grave problema. Un problema real en que la humanidad se metió desde que la Revolución Industrial.

Ya sabemos que desde que usamos extensivamente combustibles fósiles como el carbón y todos los derivados del petróleo como la gasolina, hemos añadido una dosis extra de dióxido de carbono a la atmósfera.

Ese dióxido de carbono cumple una función muy importante ahí: contribuye a regular la temperatura del planeta, haciendo que en promedio sea templada. Sin dióxido de carbono la Tierra sería un mundo muy frío.

Cambio climático ciencia

Rompiendo récords

El dióxido de carbono tiene procesos naturales de producción, por ejemplo ahora mismo ustedes, como están respirando, exhalan ese compuesto.

Eso entre otras cosas contribuía a mantener la concentración adecuada de dióxido de carbono en la atmósfera, pero de pronto inventamos otros procesos que la aumentaron drásticamente. Y aquí estamos.

Sabemos que la temperatura de la Tierra se ha incrementado desde hace décadas. Este aumento es muy notable si lo comparamos con las temperaturas previas a la Revolución Industrial.

Pero  no tenemos que ir tan lejos: incluso si usamos como referencia las décadas de 1950-1980, resulta que en 2020 se incrementó la temperatura promedio de la Tierra 1 °C, solo un poco abajo del aumento global que se tuvo en 2016.

Decir que la temperatura aumentó un solo grado puede sonar insignificante, pero no lo es en términos globales: eso es lo que hace que veamos huracanes más destructivos, lluvias torrenciales o incendios como los de Australia.

Ojalá 2021 sea un mejor año que 2020, también respecto a sus temperaturas.