Estudio: una cuarta parte de la población del planeta no tendrá acceso a vacunas contra el coronavirus, hasta el 2022

Estudio: una cuarta parte de la población del planeta no tendrá acceso a vacunas contra el coronavirus, hasta el 2022

Reflejan los expertos en los cálculos que las vacunas contra el coronavirus van primero a países de altos ingresos que representan el 14% de la población.

A mediados del 2021 probablemente el desarrollo del mundo entero comience a volver a la normalidad. El proceso de vacunación comenzó a realizarse en diferentes partes y aumentará progresivamente a medida que pase el tiempo. Sin embargo, según lo demuestra un estudio, una cuarta parte de la población del mundo, no tendrá acceso al antídoto hasta el año 2022.

Coronavirus: vacunas serían efectivas contra nueva cepa británica VUI-202012/01

Coronavirus: vacunas serían efectivas contra nueva cepa británica VUI-202012/01

Expertos médicos indican que las vacunas actuales contra el Coronavirus Covid-19 serían efectivas contra la cepa VUI-202012/01 de Inglaterra.

Una de cada cuatro personas posiblemente no recibirá la vacuna en el 2021, reseña Daily Mail según un estudio. Revelan que la razón es que más de la mitad de las vacunas que ya se solicitaron van destinadas a países de altos ingresos. Estos representan solo el 14% de la población mundial.

La medición se hizo tomando en cuenta todas las recetas que están o superaron la fase tres de los ensayos. En caso de que, finalmente todas sean aprobadas, la cifra aumentará seis mil millones de dosis más. Por lo tanto esto dejará a un cuarto de la población del planeta en espera para el 2022.

COVID-19 hackers vacuna

 

Los países más solicitantes de vacunas

Estados Unidos lidera la cifra de unidades solicitadas con unas 800 millones de vacunas. Sin embargo, el pedido fue el justo de las dosis que necesita cada persona de su población. Países como Canadá, Australia y el Reino Unido tienen el mayor registro per cápita (cinco). Entre los tres superan los mil millones de vacunas solicitadas. Además que entre estos mismos protagonistas representan el 1% de los contagios mundiales.

"Este estudio proporciona una descripción general de cómo los países de ingresos altos han asegurado suministros futuros de vacunas COVID-19, pero el acceso para el resto del mundo es incierto", escribieron los autores en su estudio.

"Los gobiernos y los fabricantes podrían proporcionar garantías muy necesarias para la asignación equitativa de las vacunas covid-19 a través de una mayor transparencia y responsabilidad sobre estos acuerdos", sentenciaron.

Mucha Gente